Diálogos

La CELAC tiene un futuro luminoso. Por: Hedelberto López Blanch (CELAC, la cumbre de Nuestra América I)

Abelardo Moreno Fernández. Viceministro. MINREX

Abelardo Moreno Fernández. Viceministro. MINREX

Ante la cercanía de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que tendrá lugar en el Palacio de las Convenciones del 25 al 29 de febrero, Opciones entrevistó en exclusiva al viceministro Abelardo Moreno Fernández, para conocer el accionar del gobierno cubano durante el año que ha ejercido la presidencia de la organización y los desafíos y proyecciones futuras de esa flamante comunidad.

¿Cuáles son los motivos de la creación de la CELAC?

Los motivos para la creación de la CELAC vienen desde la época de la primera Independencia de América Latina, vienen de las ideas de Bolívar, de las ideas de los próceres de la independencia Latinoamericana en las luchas contra España que en todo momento pensaron en la necesidad de que hubiera una República latinoamericana que le diera a nuestra región el valor y la capacidad que realmente debe tener en las relaciones internacionales.

José Martí no estuvo ajeno a esas ideas, sino todo lo contrario, cuando definió la existencia de Nuestra América, que la diferenciaba de la otra América del Norte, cuando habló de la América india, de la América mestiza, de la América negra. Por tanto, el pensamiento y accionar de Simón Bolívar y los demás próceres latinoamericanos que lo acompañaron en su lucha, como el pensamiento de Martí, constituyen la base y el fundamento de lo que se ha podido crear en la actualidad. En realidad hubo que esperar 150 años, hubo que esperar a que en nuestra región hubiera una correlación de fuerza con países comprometidos con darle prioridad al progreso de sus pueblos, que hubiera gobiernos comprometidos con darle prioridad al desarrollo económico y social, a la lucha contra el hambre, la lucha por la justicia, la lucha contra la marginalización.

Y precisamente en los últimos años (se conforma en febrero de 2010 en México y puesta en marcha en diciembre de 2011 en Venezuela) ya se dieron esas condiciones. Los países involucrados comenzaron a trabajar para promover una organización que hiciera realidad aquel viejo anhelo de nuestros próceres y que paulatinamente se ha ido desarrollando.

En el contexto de la Revolución cubana nuestro comandante en Jefe Fidel Castro, siempre creyó en la necesidad de una unidad latinoamericana y caribeña y concibió que la única forma en que América Latina y el Caribe podía ser realmente independiente y soberana (una región con un enorme territorio, una enorme población, con valiosísimos recursos naturales) era mediante la unidad.

Hay muchas intervenciones del Comandante en Jefe Fidel Castro, durante más de 50 años de Revolución, en que se ha referido a este tema, incluso cuando se efectuó en Cancún la Cumbre de la Unidad de América Latina y en Caribe, en febrero de 2010, que es cuando se decide la creación de la CELAC, Fidel la calificó como el hecho institucional más importante en los últimos 150 años, lo que después ratificó en más de una ocasión en General de Ejército y Presidente cubano, Raúl Castro.

No podemos olvidar que América Latina y el Caribe, a pesar de la creación de la CELAC, a pesar de los intentos de fomentar la unidad, es una región diversa y precisamente esa diversidad quizás hace que la CELAC sea más rica porque la búsqueda de los necesarios consensos entre países con tamaños diferentes, con niveles de riqueza y desarrollo distintos, con sistemas políticos, económicos y sociales que no son los mismos, obviamente obliga a ejercitar la imaginación y ese ejercicio de la imaginación es un elemento central para la unidad en la diversidad que es como nosotros siempre la calificamos y como el Presidente Raúl Castro la ha calificado en muchas ocasiones, incluso en su más reciente intervención, el primero de enero en Santiago de Cuba cuando al referirse a la CELAC señaló la búsqueda de la unidad en la diversidad.

Si bien esa diversidad puede traer problemas y dificultades, no es negativa en sí misma. Somos países diversos, somos países distintos, somos naciones que aunque en lo esencial tengamos un origen bastante común, sí tenemos particularidades que nos diferencian las unas de las otras, y el gran desafío radica, precisamente, en tratar de buscar la forma en que esas diferencias no constituyan un valladar insalvable en la búsqueda de la verdadera unidad.

¿Por qué se logró conformar la CELAC sin la participación de Estados Unidos y Canadá?

Estados Unidos no forma parte de nuestra América, Estados Unidos es un ente aparte, Estados Unidos no es uno de los países que Bolívar y Martí consideraron como una parte imprescindible de Nuestra América.

¿Pero ellos impusieron agrupaciones como la Organización de Estados Americanos, OEA?

Sí, pero es que los tiempos cambian y en la misma medida en que las ansias de independencia real en la región se van ampliando, lógicamente, han ido creciendo los sentimientos de tratar de buscar una organización propia, no una organización que tenga que ver con factores ajenos a nuestra región, que no es el hemisferio occidental. Nuestra región es la América Latina y el Caribe que es donde existen verdaderamente factores de unidad que pueden hacer posible un desarrollo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

¿Cómo puede ayudar la CELAC a forjar una mayor cohesión e integración?

Vamos a partir de que la CELAC no es una organización de la integración en el sentido clásico de la palabra. Organizaciones de integración son el MERCOSUR, CARICOM, SICA. La CELAC es ante todo una organización política que tiene que buscar cuál es el mínimo común múltiplo de las posiciones de América Latina y el Caribe para alcanzar consensos políticos en la región. Eso no significa que en un momento dado de su historia y no estoy hablando de hoy ni de mañana, la CELAC pueda realmente fomentar proyectos de integración propiamente dicho, pero ese momento no ha llegado, este es el momento de la búsqueda de la conciliación política, de la búsqueda de concepciones políticas comunes en aquellos temas en que realmente se pueda y es el momento de la proyección de esas posiciones comunes hacia el exterior con el fin de contribuir a una mayor eficiencia en la relación de la América Latina y el Caribe con otras regiones del mundo. Te pongo un ejemplo: hoy, en el marco de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales ya todos los interlocutores de otras regiones, identifican a CELAC como el representante legítimo de los intereses de la América Latina y el Caribe.

Y en Naciones Unidas cada día son más frecuentes las posiciones conjuntas de la CELAC. La intervención del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, este año en el debate de la Asamblea General, no fue una intervención a nombre de Cuba, fue una intervención a nombre de la CELAC. Fue una intervención que para uno darse cuenta realmente de hasta qué punto ha avanzado la comunidad, uno debe leérsela de nuevo y ver los importantes elementos centrales que contiene. En la reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU sobre Desarme Nuclear que se efectuó a iniciativa de Cuba y siguiendo las ideas de nuestro Comandante en Jefe en contra del armamentismo nuclear, ahí también Cuba habló en la sesión inicial a nombre de la CELAC, con posiciones claras, definidas, fuertes, muy progresista. Eso te va demostrando junto con muchas otras cosas que sería muy largo enumerar, cómo paulatinamente ese objetivo de crear posiciones políticas comunes, que le permitan a América Latina y el Caribe relacionarse con otros a partir de una postura común, cada día crece más.

¿Cuál ha sido el accionar de Cuba durante el año 2013 al frente de esta comunidad de países?

En primer lugar está la consolidación de la identificación de la CELAC como representante legítimo de América Latina y el Caribe. Eso creo que ha tenido un fuerte impulso durante el año de presidencia de Cuba; en segundo lugar, la posibilidad que hemos tenido de llevar adelante desde el punto de vista conceptual, lo que constituye el tema central de esta Cumbre, que es la lucha contra la pobreza, el hambre y la desigualdad. Si analizas los documentos finales aprobados en todas las reuniones de la CELAC que se han efectuado durante el año, de una forma u otra, está reflejada esa lucha, la necesidad de esa lucha y las medidas que se deben tomar para convertir esa lucha en otras realidades tangibles para nuestros pueblos; en tercer lugar, hay un mayor vínculo entre los países del Caribe y los de América Latina. Creo que es muy importante que los dos grupos de países que nos hemos unido en la CELAC, y es un objetivo que siempre hemos perseguido, vean que tienen la posibilidad de un destino y un futuro común. Ahí hay grandes diferencias en tamaño, nivel de desarrollo, de posibilidades entre la mayor parte de América Latina y los países del Caribe que por lo general son más pobres, más propensos a desastres naturales, con más dificultades provocadas por la crisis económica internacional y hemos visto como durante el año ha habido un mayor interés por ambas partes de tratar de fundir los objetivos de la una y de la otra para alcanzar objetivos comunes. En un resumen muy apretado, diría que esos tres elementos han tipificado la presidencia cubana.

¿Cuáles son los principales desafíos y proyecciones que tiene esa agrupación en años venideros?

Creo que el desafío principal radica en preservar lo alcanzado y seguir adelante. La CELAC es una organización muy joven con escasos dos años de vida (se creó oficialmente el 3 de diciembre en Caracas). En dos años no puedes decirse que una organización integrada por 33 países con intereses diversos puede estar consolidada. Por tanto estimo que el principal desafío que tiene por delante es seguir avanzando en su consolidación, en la identificación de los principales temas que deben constituir su agenda futura y tratar de seguir perfeccionando su proyección internacional. Debemos trabajar para que la CELAC incremente su nivel de relaciones con otras organizaciones y países, trabajar para que se pueda llevar adelante un foro de cooperación China-América Latina y el Caribe, para que pueda haber una relación futura con el grupo BRICS, con la Unión Africana, con los países de la ASEAN, para seguir avanzando hacia la creación de una relación de vínculos institucionales y con países que puedan contribuir a sus propios objetivos.

¿Cómo concibe Cuba el futuro de América Latina y el Caribe a partir de las aspiraciones y retos que impone contar con el protagonismo de la CELAC en la región?

Ese es un tema muy complicado, que se puede responder de muchas maneras, y lo trataré de hacer en la forma en que se vincula mejor con todo lo que hemos hablado hasta ahora. Veo para la América y el Caribe un futuro difícil pero luminoso. ¿Por qué difícil? No creo que Estados Unidos y otros quizás, se conformen con una América Latina unida, independiente, soberana, dueña de sus propias riquezas naturales, desarrollándose en armonía, me resulta muy difícil creerlo, y me parece que Estados Unidos, y repito, quizás otros, van a seguir trabajando para promover la desunión de América Latina y el Caribe y creo que uno de los grandes desafíos que tiene nuestra región para los próximos años es tratar de preservar esa unión en la diversidad. Luminoso porque lo tenemos todo, un territorio inmenso, más de 600 millones de habitantes, tenemos inteligencia, capacidad para tener nuestras propias tecnologías, un cúmulo de recursos naturales envidiable, o sea, que si los países de la región manejamos inteligentemente nuestros propios asuntos en beneficio de la región, ese futuro puede llegar a ser luminoso.

Texto tomado de la publicación: http://www.opciones.cu

 

Compartir:

Leer más

Pablo Milanés: El público cubano me da energías para seguir viviendo. Por: Michel Hernández

PMEl trovador Pablo Milanés presentó recientemente su nuevo disco, Renacimiento, y conversó sobre diversos temas relacionados con su obra, la cultura cubana y la crisis de la música a nivel internacional

Todo comenzó con un viaje. El viaje de un músico que regresa a sus orígenes para demostrar que puede pasar el tiempo pero las esencias siguen siendo las mismas. El viaje de un trovador que a sus 70 años vuelve al calor de su ciudad natal, al sonido de las noches bohemias de su juventud, y al vasto universo cultural que tomó como punto de partida para subir las escaleras al cielo de la música cubana.

De ese recorrido de ida y vuelta nació Renacimiento, el nuevo disco que Pablo Milanés presentó recientemente al público cubano con dos conciertos a lleno completo en el teatro Mella. Son ocho canciones en las que el trovador bayamés sale al encuentro de sus raíces musicales y se coloca al lado de aquellos que continúan empeñados en desarrollar y reactualizar los ritmos cubanos que hicieron época y que hoy evidentemente no corren con demasiada suerte.

“En este disco lo que cambian son los arreglos. Hice hincapié, por ejemplo, en incluir muchos ritmos como la conga, el guaguancó, la rumba, el danzón, la guajira, el changüí y el son cubano. También acompaño las canciones con  un toque de barroco que son mis influencias directas, pero indudablemente lo cubano prevalece”, señala el trovador en entrevista con este redactor, en  la que exhortó a poner la vista sobre la riqueza de los ritmos cubanos, expuso su opinión sobre la crisis internacional de la música, y recordó a  Haydée Santamaría, cuando se cumplió el pasado 30 de diciembre el 90 aniversario de  su natalicio.

MH: Hace un tiempo reveló que uno de sus sueños era hacer un disco de rumba. ¿Cree que con Renacimiento pueda comenzar a cumplirlo?

PM: “Ese sueño no está cumplido porque no me atrevo todavía a hacer un disco de rumba, a pesar de que siempre he estado muy cerca de ese estilo a través de sus grandes cultores como Gregorio Díaz “Goyito”, Juan de Dios y Yoruba Andabo. Ahora solo hago un esbozo con un número que, por cierto, se lo dediqué a La Habana y se llama Canto a La Habana”.

MH: Después de presentar Regalo hace cinco años regresa ahora con Renacimiento. ¿Qué fuentes de inspiración lo llevaron a escribir estas ocho canciones?

“En este disco reflexiono sobre acontecimientos de mi vida. Por ejemplo hay un tema (Dulces recuerdos) que refleja el día en que fui testigo en España de la legalización del Partido Comunista, hablo sobre mis anécdotas de cómo viví aquel día y cómo han pasado los años a partir de eso. También hay una canción dedicada a Guantánamo y al silencio. Este último título, Los males del silencio, responde a que siempre he pensado que debemos expresar lo que sentimos y no ir a las reuniones para callar lo que nos preocupa sobre algunas cosas que suceden en nuestro país, para luego comentarlo en los pasillos. Eso daña al organismo, a la mente y, por supuesto, al país. Yo trato de manifestar en mis canciones que hay que hablar y expresarse sin temor. Al contrario, los que dicen la verdad siempre cobran más respeto e hidalguía. En mi caso, siempre he creído que la función del trovador debe ser contar lo que ve, ser un cronista de su época”.

MH: Hace un tiempo expresó que el mundo padece una crisis musical, ¿pudiera ahondar en esa idea?

PM: “Hay bastante consenso en que hay una crisis musical por motivo de las composiciones y por el mal trabajo de los medios de difusión. Yo creo que las dos cosas se unen para hacer de la música un objeto de superficialidad en cuanto a su alcance popular y sentido artístico.

Eso lo estamos padeciendo todos y más doloroso es en Cuba donde las instituciones tienen en sus manos la posibilidad de difundir el buen arte y, en general, no lo están haciendo”.

MH: Si hoy estuviera usted en medio del próximo congreso de la UNEAC, ¿qué opinión daría?

PM: “En línea general diría que cuando se perfecciona un país se arregla todo. Cuando se ordena la economía, la sociedad, se arregla la cultura porque todo va por el mismo camino. Por eso hace falta seguir una apertura que no haga ninguna concesión de principios. Porque, además, este es un buen momento para pensar, analizar y criticar si es preciso”.

MH: El pasado 30 de diciembre se celebró el aniversario 90 del nacimiento de Haydée Santamaría. ¿Cómo recuerda su relación con Haydée?

PM: “Haydée fue un ser maravilloso con una maravillosa poesía y un maravilloso sentimiento revolucionario. Creo que ella fue una de las personas más revolucionarias que encontré en la vida y su legado aún me enseña mucho”.

Durante los últimos tiempos ha estado muy vinculado a los artistas jóvenes. ¿Cree que existe calidad en la escena  de los más noveles exponentes del arte cubano?

“Los jóvenes siempre son los que marcan la línea a seguir. Por eso colaboro con todos independientemente del estilo que cultiven. En ese aspecto no tengo ningún prejuicio. Pienso que se produce así una reciprocidad de talentos que a todos nos favorece”.

MH: Prácticamente se han convertido en un ritual estos conciertos de fin de año…

PM: “Mis conciertos se han vuelto una tradición ya. De eso me di cuenta cuando falté un año y había mucha ansiedad en el pueblo por saber por qué no me presentaba. Y, por supuesto, hasta que tenga fuerzas voy a seguir cumpliendo esa tradición”.

MH: ¿Cómo es el día a día de Pablo Milanés?

PM: “Soy muy familiar y me gusta compartir mucho con mis amigos. No podría vivir sin esa relación. Mis días me los paso en la oficina atendiendo mi trabajo y haciendo planes, porque siempre estoy pensando en el futuro ya que eso es lo que me mantiene vivo”.

MH: ¿Qué planes…?

PM: “Por ejemplo, voy a grabar un disco con Pancho Céspedes que ya está en proceso; otro con mi hija Haydée Milanés y con José María Vitier y, aunque no lo creas, todo quedará listo en un plazo de tres meses.

También hice un disco con Chucho Valdés que alcanzó un reconocimiento internacional extraordinario pero lamentablemente tuvo poca promoción en Cuba. Para el próximo año también haré otro álbum con Chucho que incluirá estándares de jazz y trabajaremos con músicos destacados a nivel internacional”.

RenacimientoMH: ¿Cree que Renacimiento marca un hito en su carrera?

PM: “En mi carrera sí, pero no creo que marca ningún hito a estas alturas en ningún espacio porque parece que en Cuba no hay lugar ya para esta música. Cada día lo compruebo más en la radio y la televisión. Hay que ver el porcentaje de música mala y el de música buena que difunden para comprobarlo”.

MH: Sin embargo, las canciones de los trovadores copan las emisoras cuando hay alguna fecha histórica o luctuosa…

PM: “Sí, parece que solo somos los cantantes del dolor, del luto, de los actos. No pasamos de ahí”.

MH: ¿Es cierto que debutará cantando canciones de rock and roll?

PM: “Si, cantaré  temas de Crosby, Stills & Nash y de otros exponentes de la música folk y rock estadounidenses. Ya grabé varias canciones con Tesis de Menta y estoy muy satisfecho con el resultado, así que puedo seguir esa línea porque siempre he estado junto a lo mejor de todos los géneros. Y el rock es una fuente de calidad extraordinaria”.

MH: Llama la atención que también ha trabajado en la promoción de los DJs cubanos a través de la institución cultural P.M. Records y del Festival Proelectrónica…

PM: “Como te dije, somos capaces de admirar lo que hay de calidad en cada género. Desde David Guetta para abajo sabemos reconocer los buenos DJs y en Cuba hay muchos. No obstante, pudiéramos tener un movimiento de mayor relevancia si las instituciones lo respaldaran. Por nuestro lado, seguiremos colaborando con los jóvenes DJs que trabajan en Cuba.

MH: ¿Cuál ha sido la mayor alegría de su carrera?

PM: “La mayor alegría es enfrentarme al público y ver el resultado. Eso es lo que más me alumbra, me llena de satisfacción. Constantemente estoy viviendo esa alegría”.

MH: ¿Algún sueño inconcluso?

PM: “El sueño lo estoy cumpliendo al tener 70 años y contar todavía con ese público que me sigue. Ese encuentro, sin duda, es el que me da energías para seguir viviendo”.

Texto tomado de la publicación: http://www.cubadebate.cu

Compartir:

Leer más

“La CELAC puede ofrecernos opciones que nos alejen de la dependencia”. Por: Juan Manuel Karg*

Héctor Pesquera Sevillano. Presidente del Movimiento Independentista Nacional Hostoniano

Héctor Pesquera Sevillano. Presidente del Movimiento Independentista Nacional Hostoniano

El 28 y 29 de enero, en La Habana, Cuba, se desarrollará la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) organismo regional creado a fines de 2011, que cuenta con la presencia de 33 países de todo el continente –excluyendo de su funcionamiento a EE.UU. y Canadá-.

Puerto Rico, sin embargo, no ha participado en la fundación de esta herramienta, en Caracas, ni en su primera cumbre periódica, realizada en Santiago de Chile durante enero de 2013. Ocurre que el país sigue siendo un “Estado Libre asociado a EE.UU.” ¿Qué significa esto? Que aunque tiene un gobernador, Alejandro García Padilla, su Jefe de Estado es nada menos que Barack Obama.

Días atrás, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que su país llevará la propuesta de integrar a Puerto Rico a la CELAC durante la reunión presidencial de La Habana, abogando a su vez para que este pueblo logre su tan ansiada independencia. Las declaraciones de Maduro despertaron un rápido revuelo en el ámbito de las relaciones internacionales, suscitando el análisis de especialistas en integración regional.

Aquí presentaremos una voz diferente. Un mano a mano exclusivo con un protagonista de la lucha del pueblo de Puerto Rico por lograr su definitiva independencia: Héctor Pesquera Sevillano, presidente del Movimiento Independentista Nacional Hostoniano, quien opina sobre la posición venezolana, rechaza las decisiones adoptadas por el gobierno de Obama y pide a la CELAC poner al pueblo puertorriqueño y a su gobierno a mirar al sur.

¿Cuál es la posición del movimiento independentista sobre la propuesta venezolana de que Puerto Rico ingrese a la CELAC, a ser planteada en la próxima cumbre del bloque en La Habana, a fines de enero?

El movimiento independentista puertorriqueño se siente sumamente complacido y esperanzado de poder ocupar una silla, como miembro observador, de la CELAC. Desde que el Comandante Hugo Chávez Frías propuso la creación de tan importante instancia de integración caribeña y latinoamericana, hemos planteado que la CELAC no estará completa sin la participación de Puerto Rico.

La determinación por parte del gobierno colonial de Puerto Rico de rechazar su participación en la CELAC no debe desalentarnos. Después de todo, como nos advirtiera Pedro Albizu Campos, a los pueblos les representan quienes les afirman, no quienes les niegan.

En 2013, el Comité de Descolonización de la ONU se pronunció sobre la situación de Puerto Rico, afirmando necesaria la independencia y autodeterminación del país. ¿Esto hizo cambiar en algún aspecto la posición del gobierno de Obama? ¿Cuál es la evaluación del MINH respecto a las sucesivas muestras de solidaridad que se dan respecto a la lucha independentista del pueblo puertorriqueño?

El gobierno de EE.UU. ha ignorado consistentemente las expresiones del Comité de Descolonización de la ONU, del Movimiento de Países No Alineados y más recientemente de la CELAC, para que propicie un verdadero proceso de descolonización, de conformidad con el derecho internacional. Washington ha alegado que el caso de Puerto Rico es un “asunto doméstico”, que no le compete a la comunidad internacional. De ahí la importancia de la Declaración de Santiago de Chile -de la Primera Cumbre de la CELAC-, que expresa en su párrafo 21: “Destacamos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y, al tomar nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, consideramos que (Puerto Rico) es un asunto de interés de la CELAC.”

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) tiene tres pilares estratégicos: la lucha a nivel nacional, la lucha a nivel de las comunidades de puertorriqueños que residen en EE.UU., y la lucha a nivel internacional. Es lo que hemos llamado el Trípode de nuestra lucha. El fortalecimiento de la solidaridad internacional contribuye fuertemente al desarrollo de las otras dos patas del trípode.

¿Actualmente en Puerto Rico hay persecución al movimiento independentista? ¿Cuál es la situación de Óscar López Rivera, condenado desde 1981 en una cárcel de EE.UU.?

Desde el mismo día de la invasión de EE.UU. a Puerto Rico, en 1898, el independentismo ha sido perseguido, encarcelado y reprimido por el imperialismo. Han criminalizado el ideal independentista, al punto que un gran sector de la población siente temor de expresar su simpatía con el proyecto independentista. Hoy día, aunque con métodos más sofisticados, el imperialismo estadounidense, a través de sus agencias policíacas como el FBI, la CIA, el Tribunal de EE.UU. en Puerto Rico y la policía local, han continuado su política de persecución y criminalización de la lucha independentista.

El caso más dramático es el de Oscar López Rivera, quien lleva 32 años encarcelado en EE.UU., acusado de “conspiración sediciosa”. Es decir, de querer derrocar por la fuerza al gobierno norteamericano. No ha sido acusado y mucho menos convicto de ningún acto de violencia o daño a persona alguna. Sin embargo, lo han mantenido como rehén durante más de tres décadas, como disuasivo para desalentar la lucha revolucionaria del movimiento independentista. La comunidad internacional y particularmente la CELAC, tiene mucho que aportar en la campaña de excarcelación que se desarrolla actualmente.

¿Cómo cree que será el 2014 en relación a la lucha por la independencia de Puerto Rico? ¿Piensa que a partir de la propuesta venezolana se reabrirá el debate sobre la independencia del país?

El 2014 se vislumbra como un año de grandes adelantos en el proceso descolonizador y el nacimiento de la República de Puerto Rico, la más joven del Caribe y Latinoamérica.

La propuesta venezolana ya consiguió reabrir el debate regional sobre la independencia de Puerto Rico. Ahora le corresponde a la CELAC poner al pueblo puertorriqueño y a su gobierno a mirar al Sur.

¿Pueden los países miembros de la CELAC expresar su disposición a asistir al financiamiento y desarrollo de la Republica de Puerto Rico? Sería interesante ese escenario. Lo fundamental es que el pueblo puertorriqueño vea, de una manera clara y precisa, que la salida a la encerrona en que nos han metido, no es una mayor integración a Estados Unidos sino por el contrario, desligarnos de los depredadores de Wall Street e integrarnos al bloque económico de la comunidad latinoamericana y caribeña, una de las pocas regiones del planeta que experimenta un sólido desarrollo y crecimiento económico.

La CELAC puede ofrecerle al país opciones que nos alejen de la dependencia, del secuestro económico al que nos ha sometido EE.UU. durante más de cien años. La CELAC puede ofrecernos que se desplomen las gríngolas que solo le permiten a nuestro pueblo mirar hacia el Norte; y a través de esto acercarnos paulatinamente al proyecto de Betances, Hostos y Bolívar de integración antillana, caribeña y latinoamericana.

Texto tomado de la publicación: http://www.rebelion.org

*Licenciado en Ciencia Política UBA. Investigador del Centro Cultural de la Cooperación – Buenos Aires

Compartir:

Leer más

Macarena Gelman: con mi abuelo recuperé mi identidad. Por: Blanche Petrich

Juan y Macarena Gelman

Juan y Macarena Gelman

En una carta fechada en 1995, Juan Gelman se preguntaba si su nieta o nieto tendría los ojos marrón claro de su nuera Claudia o verde-grises de su hijo Marcelo. Al final resulta que Macarena, su nieta, robada al nacer, tiene la mirada verde gris. Y que se parece al abuelo. “Es lindo saberlo. Una de las primeras cosas que uno busca cuando descubre, como yo lo logré hacer, su verdadera identidad, son los parecidos con la familia biológica”.

Entre Juan Gelman y la nieta recuperada abundan los parecidos, no solo físicos. Timidez, una cierta gravedad que se despeja cuando fluyen las palabras, celo por la vida privada. Y otras cosas “más mundanas” que Macarena Gelman García Iruretagoyena cuenta en entrevista: “Mi abuelo y yo bromeábamos. Él llegó a estudiar química antes de decidir que lo suyo era la poesía. Yo escribí cosas antes de ingresar a la facultad de Química. Pero nunca se las enseñé. Imagina lo que es enseñarle a tu abuelo un texto y tener que esperar la crítica de Gelman. ¡No, gracias!”.

Macarena, que hoy tiene 37 años, pudo despedirse del abuelo. Sentada en el estudio de Gelman en el departamento de la calle Atilxco, cuenta que en diciembre estuvo en la Ciudad de México, un grato encuentro con la familia Gelman en pleno. El poeta recién había salido del hospital. Se dijeron adiós con plena conciencia de que sería la última vez.

Hace unos días regresó, apenas recibió la noticia de su muerte, para asistir a su velorio. Un viaje difícil, ya que en un hospital de Montevideo convalece su madre adoptiva, Esmeralda, una mujer mayor y muy enferma.

Actualmente trabaja en la secretaría de Derechos Humanos de Argentina y colabora con Abuelas de la Plaza de Mayo. Es responsable, precisamente, de la búsqueda e identificación de otros chicos apropiados en Uruguay o de uruguayos trasladados a Argentina. “Estos encuentros son algo más que una gran alegría. No solo es reconfortante reconocernos, platicar nuestras historias. Es justo ahí, en ese recuperarnos, donde empieza a ponerse en evidencia el fracaso de lo que fue ese plan de exterminio de las dictaduras militares”.

Se presume que la dictadura argentina robó a entre 400 y 500 niños de víctimas de la represión que fueron entregados a familias de represores. Hay hasta la fecha 109 hijos recuperados. Un solo caso en Uruguay, el de Macarena. Hay otros 14 casos de hijos de uruguayos localizados en Argentina.

Sus padres fueron capturados por militares argentinos en Buenos Aires en agosto de 1976. Estuvieron internados en el centro de exterminio “Automotores Orletti”, desde donde se operaba parte del “Plan Cóndor” que permitía a las dictaduras de la región coordinar las acciones de represión. El papá, Marcelo Gelman Schuberoff, de 20 años, fue ejecutado días después. La mamá, Claudia, entonces de 19 años y embarazada, fue llevada en secreto, ilegalmente, en un avión militar a Montevideo. La niña nació en un hospital castrense y por unos días quedó en manos del capitán Ricardo Medina Blanco, el coronel Jorge Silveira y un capitán de la policía Ricardo Medina, que la entregaron a un comisario que la anotó como hija propia y la crió junto con su mujer.

En el estudio de Juan Gelman, entre sus libros, sus cuadros, sus retratos, Macarena revela, detrás de su apariencia tímida, un temperamento fuerte. “Yo ya tenía 23 años cuando supe la verdad. Era dueña de mis actos y decidí que no quería perder más de lo que ya nos habían quitado”. Y se abrió de corazón a las revelaciones que se abrían ante sus ojos.

Bajo la mirada amorosa de Eduardo Galeano

“Mi primer encuentro con él fue a fines de marzo de 2000 en Montevideo, en una oficina de una comunidad religiosa. Fue ahí porque, al ser mi mamá muy creyente, Juan y Mara, su mujer, creyeron que lo más cuidado para conectarse conmigo y con ella en primera instancia sería por mediación de un obispo de una zona de Uruguay”.

En ese momento, Macarena tenía otro apellido, tenía 23 años, estudiaba bioquímica y trabajaba en un hospital.

“Mi mayor ansiedad y curiosidad era saber cómo iba a ser finalmente esta persona que resultó ser mi abuelo. Hubo, claro, mucho nerviosismo pero también empatía desde el principio. No sentí reparos en continuar ese vínculo. Hacía poco más de un mes que me había enterado de quiénes fueron mis padres biológicos. Y como fui a dar donde estaba.

Naturalmente al principio estuve en estado de shock.

“Después tuvimos varios encuentros más y recuerdo que realmente la pasamos muy bien, a pesar del ruido que había en ese momento, en casa de Eduardo Galeano y Elena, su mujer. Teníamos que ser reservados, yo pedía que no se revelara el nombre que yo tenía en ese momento.

“Con todo lo que pasó, me fue muy difícil continuar los estudios, no me concentraba. Ese es todavía un debe”.

Macarena vive de un lado y otro del Río de la Plata.

“Al inicio –relata– la relación con su familia biológica estuvo signada más que nada por las cosas que había que hacer, presentaciones judiciales, los análisis de ADN…”

¿Cómo viviste el momento de reconocer la verdad que revelaba el ADN?

En realidad, contrario a lo cautelosa que soy yo siempre, hay algo que me decía que sí, que eso era así. Yo ya había establecido vínculo con la familia de mi mamá, Claudia. Mi abuelo materno y mi tía viven en Barcelona. Mi primo, mi tía y mi abuela paterna, en Buenos Aires. Y mi abuelo Juan y Mara aquí.

De pronto tuviste una gran familia para ir conociendo poco a poco.

Claro, el punto de partida fue el vínculo biológico que teníamos, cargado de una historia muy fuerte y de una necesidad de recuperar lo posible. Yo ya no era una niña, tenía 23 años y era dueña de mis actos. Así que en mi se impuso la idea de no perder más, que ya nos habían quitado demasiado.

¿Para ti se trató de construir una nueva identidad?

Bueno, hay diferentes formas decirlo, creo yo. La identidad tiene por supuesto el componente genético, que es discutible, y hay una parte de aprendizaje que se da a lo largo de los años y que se da a partir de cero. Más que encontrar una nueva identidad era cómo recomponer esa identidad robada y conciliarla con la identidad que me fue dada y que viví en 23 años de vida, cuando desconocía todo lo que había pasado. Es un trabajo de reconocer, de reintegrar, de conciliar, de deshacerse de cosas que a uno no le hacen bien.

Uno no empieza de cero, no hay una identidad que tuviera que olvidar o cambiar.

Lo importante es reconocer la historia con todos los matices, con todo lo que pasó.

“Nacida en cautiverio”

En los medios te definen muchas veces como “la niña nacida en cautiverio”. ¿Cómo te fuiste acercando, informando, a esa historia, la del Plan Cóndor, la del exterminio de jóvenes, la de los niños robados?

Fue de las primeras cosas que supe, fue como empezó el relato, de hecho. Empecé a informarme sobre la historia propia, marcada por ese momento tan negro. Leer, vincularme con personas que estaban en el tiempo, sobrevivientes, todo lo que estaba a mi alcance. Era una avidez muy grande de tener la mayor información posible, tratar de entender, aunque haya cosas que no lograré entender nunca. Es una mezcla de reconstrucción individual, personal y a la vez colectiva, porque nuestra historia es la misma de muchas familias argentinas que pasaron por situaciones similares.

Los “chicos recuperados”, como les llaman, pertenecen a una misma generación.

Sí, todo esto transcurre entre el 1975 y 1980. Esa es la diferencia de edad que puede haber entre nosotros. Y todas las historias son impresionantes. Todas tienen un denominador común que fue el terrorismo de Estado y el plan sistemático que llevó a cabo la dictadura argentina, con matices diferentes. Todas tienen algo de sorprendente, hermanos que se encuentran, madres, padres, abuelos, abuelas. Si bien siempre hay una cuestión de compartir la propia historia y siempre asombrarse con lo que te vas enterando, ves que tenemos muchas cosas comunes. Y eso hace que se genere un vínculo que va más allá del conocimiento compartiendo cosas y teniendo encuentros con ellos.

Comparten ustedes es una fuerza muy particular que les ha permitido mirar los hechos de frente y asumirlos, supongo.

Sí. Naturalmente las historias de cada quien son algo tremendo. Pero más allá, está lo que cada uno ha hecho con esa historia. Y realmente hay hombres y mujeres, porque ya no somos ni niños ni jóvenes, aunque nos sigan diciendo bebés o nietos, hay adultos maravillosos, con aprendizaje, con transmisión de experiencias muy ricas y compartibles. Ha sido lindo compartirlas. Y reconfortante. Tengo relación con varios de ellos, nos reunimos frecuentemente, es muy reconfortante porque poder compartir nuestras historias, contarlas, ahí es donde comienza a darse el fracaso de lo que fue ese plan de exterminio.

El plan ha logrado que aun ahora desconozcamos el paradero de casi 300 chicos, pero ya sabemos quiénes somos otros tantos. Recuperamos 109 historias y eso es el gran desmentido del éxito de la junta militar. La verdad de esa etapa se va revelando con cada recuperación, con cada encuentro.

Cada vez que encontramos uno más compartimos una gran alegría. Se trata de tener la apertura suficiente para comprender las particularidades de cada historia y los momentos de cada uno, lo que cada quien está dispuesto a compartir en ese momento. No siempre es igual. Gran parte del acierto es saber respetar los tiempos de los otros.

En Uruguay se piensa que pueda haber algún chico más, robado de padres argentinos. Mi caso no tiene por qué ser el único que se dio, pero sí hasta ahora son la única identificada. Pero en principio, hijos de uruguayos han sido encontrados en Argentina.

Pasa que en Uruguay el proceso y los tiempos han sido diferentes. Cuando yo me encuentro con esta historia, en Montevideo oficialmente se desmentía que esto hubiera pasado. Muy pocos días antes de que se confirmara de que yo había sido localizada el ex presidente Julio Sanguinetti todavía negaba que en Uruguay hubiera habido niños de desaparecidos, que eso solo había ocurrido en Argentina. Se decía que en Uruguay no había desaparecidos, los hubo. Se decía que no había cuerpos enterrados en predios militares. Se encontraron restos. Se decía que no había habido asesinatos a sangre fría. Se encontraron cuerpos con claras evidencias de que eso sí había ocurrido. Hoy en día hay cosas que es impensable negar.

Antes de que se te localizara y se te revelara tu identidad ¿en algún momento tuviste algún tipo de sospecha de ser una niña adoptada, con otro origen?

No. Pero me parece oportuno que quede claro que la investigación se hizo en forma conjunta por mi abuelo y Mara. Mara tuvo un papel imprescindible en esa búsqueda.

Claudia y Marcelo a través de sus amigos

Además de descubrir la historia del plan de exterminio de la dictadura, hubo otras cosas que ir descubriendo. Por ejemplo, Claudia, Marcelo ¿cómo eran?

Tanto de mi mamá como de mi papá, la fuente fundamental de información han sido sus amigos, que se acercaron en distintos momentos y después mantuvieron su presencia. Ellos estaban en esa edad en la que pasaban mucho más tiempo con los amigos que con la familia, entonces había muchas cosas que los papás sabían muy superficialmente. A través de sus amigos he conocido a mis padres mucho. Y cada tanto aparece alguien que te dice: yo conocí a tu papá, a tu mamá, fuimos compañeros del colegio, de la militancia, cosas así.

¿Cómo era mi mamá? Me dicen que divertida, muy solidaria. Es difícil verbalizarlo. Ella tenía 19 años, mi papá 20. Y tenían una vida muy intensa. De mi papá me dicen que era muy inteligente, muy introvertido también. Los dos muy inquietos, con una conciencia social que en mi generación fue quizá menos frecuente. Seguramente por todo lo que pasó y por la operación de silencio que se impuso con relativo éxito hasta cierto momento.

Mi generación fue un poco más despreocupada de la realidad social, de nuestro entorno.

Yo me formé y me eduqué en un colegio católico pero nunca hubo una imposición de ideas, de religión, nada de eso. Nunca fui practicante, realmente. En mi caso, la religión católica y otras religiones siempre fueron motivo de interés.

¿Cómo te acercas a la identidad judía de Juan Gelman?

Siendo él claramente de origen judío, esta familia judía que yo conocí y que es la mía no es practicante de la religión. Pero no niego la importancia lo que significan en nuestras culturas estas dos religiones.

¿Cómo tomaste la decisión de cambiar tus apellidos, los de tu familia adoptiva, por los de tu familia biológica, Gelman García Iruretagoyena?

Decidí conservar los nombres de pila que me dieron, María Macarena. Pero el cambio de filiación fue un proceso que se fue dando, quizá la decisión la tomé bastante antes de lo que lo concreté, pero bueno, era como tenía que ser. Las cosas estaban lo suficientemente cambiadas, de por sí. Ya se empezaba a sentir que no hacerlo era como tratar de ocultar algo que realmente no tenía sentido. Era una historia totalmente asumida.Procesada es otra cosa.

Juan, el abuelo, el poeta

¿Cómo se fue revelando el abuelo, el Juan Gelman?

Para mí, el que seguirá siendo Juan en mi corazón es el abuelo, antes que el poeta o el hombre con trayectoria pública. Es a él quien yo tenía que conocer. Y resultó que mi abuelo era todo eso. Tuve que aprender a manejarlo, con todo lo que eso implica. Los que nos tocó hacer a los dos es recuperar nuestra historia en común y agregarle más vivencias.

Él en México, con Mara, con Andrea, con Paola, con Iván. Lo mío en Montevideo y después en Buenos Aires.

¿Cuándo viniste a verlo por primera vez?

El mismo año que me encontraron, en el 2000. Para mí fue una época de mucha conmoción, no fue un viaje fácil, yo estaba muy bombardeada por todo lo que estaba pasando. Estuve intermitente, viajé con quien era mi pareja en ese momento y no estuvimos en el DF todo el tiempo. Pero por lo menos, un par de semanas sí estuve con él.

¿Te has acercado a la poesía de Gelman?

Lo he leído, no tanto como hubiera querido. Pero como te digo, para mí lo fundamental era descubrir al abuelo. Pero para mí, leerlo tiene otros matices. Muchas cosas tienen que ver con mi padre y lo he leído más desde ese lugar. Es algo que me ha llevado tiempo.

Insisto, para mí no es lo mismo el abuelo que el hombre que hizo tantas cosas en su vida y fue merecedor de reconocimientos inmensos. Él y yo compartíamos cierto sentido del humor.

Por la distancia, aprovechábamos todas las oportunidades para vernos. A México habré venido unas cinco veces, la última en diciembre, que se reunió toda la familia.

Luego nos veíamos en Buenos Aires, cuando el premio Cervantes en España. De lo que charlamos en los últimos tiempos, era precisamente lo que hace la distancia.

Le diste una gran felicidad.

Nos la dimos. Hicimos lo mejor que pudimos. Por eso vine, aquí quería estar yo, rodeada de sus afectos que también resultaron ser los míos. Y sí, además, tengo otra abuela, es lo que me queda de mi abuelo.

El sábado fue la despedida final. Una comitiva emprendió camino hacia Amecameca, en caravana. En Nepantla, en tierras de la poeta Sor Juana Inés de la Cruz, desde un puente sobre un riachuelo, Macarena y los familiares y amigos más cercanos de Juan Gelman tomaron puños de su ceniza y la lanzaron a los brazos del aire. Ahí yace (o vuela) ahora quien fue un pájaro. O flor. O violín.

Texto tomado de la publicación: http://www.jornada.unam.mx

Compartir:

Leer más

John & Yoko. Por: David Sheff

John YokoÚltima entrevista concedida por el autor de Imagine antes de ser asesinado. De estas amplias confesiones para la revista Playboy, que abarcaron su pasado familiar, las relaciones con sus ex colegas y los secretos de las canciones más famosas del cuarteto, su carácter machista y los episodios con las drogas, hemos escogido, sin embargo, aquellos fragmentos que iluminan sobre la gran pregunta: ¿Fue el matrimonio de Lennon con la artista japonesa Ono el detonante esencial para la ruptura de The Beatles?

Existía una gran probabilidad de que la entrevista no se concretase nunca. Cuando comenzaron mis comunicaciones con la organización Lennon-Ono, uno de los colaboradores de Ono me llamó por teléfono y me preguntó con toda seriedad: “¿A qué signo pertenece?”. Al parecer la entrevista dependía mucho de la interpretación de mi horóscopo por parte de Yoko, así como muchas de las decisiones de negocios de Lennon son, según se afirma, dictadas por los astros. Me imaginé entonces explicando a mi director en Playboy. “Lo lamento, pero mi luna está en Escorpio. No habrá entrevista”. Era evidente que la cosa no estaba en mis manos. Proporcioné el dato pedido: 23 de diciembre, 3 de la madrugada, Boston.

Gracias a mi buena estrella, recibí el llamado y la entrevista quedó concertada en forma condicional. Y muy pronto me encontré en Nueva York, atravesando los numerosos portones y puntos de control de seguridad de la sede de Lennon, el famoso edificio Dakota, sobre Central Park West, donde reside la pareja y donde Yoko Ono concede audiencia desde las 8 de la mañana todos los días.

Ono es una de las mujeres menos comprendidas por el público. Su imagen misteriosa se basa en versiones, algunas verídicas, y otras deformadas, de su filosofía y de sus declaraciones, así como el hecho de que no sonríe nunca. Se basa asimismo, quizá injustamente, en el resentimiento de quienes ven en ella a la hechicera y la Svengalí que controla la existencia misma de John Lennon. Esta imagen ha perdurado a través de los años desde que ella y John Lennon se conocieron, en primer lugar porque nunca se preocupó por cambiarla, ni tampoco por sonreír.

Entre las interrupciones de sus dos colaboradores, dedicados a filtrar el torrente ininterrumpido de llamados telefónicos, Yoko me inspeccionó. Por fin me dijo que las estrellas habían dicho, en verdad, que estaba todo bien, muy bien, realmente. ¿Quién era yo para discutirlo? Al día siguiente me encontré sentado frente a John Lennon, con dos tazas de capuchino entre ambos.

¿Qué has estado haciendo?

Amasando pan y cuidando a nuestro hijito.

¿Con qué clase de proyectos escondidos?

Eso es igual a lo que me ha preguntado todo el mundo en los últimos años: “Pero, ¿qué más has estado haciendo?”. A lo cual respondo: “¿Hablas en serio?”. Porque hacer pan y cuidar bebés, como toda mujer sabe, es un trabajo full-time. Después de haber hecho panes me sentí como si hubiese conquistado algo. Pero cuando vi cómo comían el pan, pensé: “¡Vaya! ¿No van a darme un disco de oro, o un título, o algo?”.

¿Qué te hizo volverte un marido casero?

Muchos motivos. Siempre viví bajo la obligación del contrato, desde los veintidós años hasta bien cumplidos los treinta. Después de tantos años, no conocía otra cosa. No era libre. Estaba enjaulado. Mi contrato era la manifestación física de estar prisionero. Era más importante encararme a mí mismo y enfrentar esa realidad que continuar con mi vida de rock’n’roll y subir y bajar con la corriente caprichosa de la propia actuación o de la opinión que tiene de uno el público. El rock’n’roll dejó de ser divertido. Decidí no aceptar las opciones habituales en mi profesión: ir a Las Vegas a cantar los grandes éxitos, si uno tiene suerte, o bien irse al diablo, como se fue Elvis (…) sacar discos, uno tras otro porque es lo que esperan de uno, como tanta gente que saca un álbum cada seis meses porque se supone que tiene que sacarlo.

¿Te refieres a Paul McCartney?

No solamente a Paul.

La mayoría habría continuado sacando el producto. ¿Cómo pudiste hallar la alternativa?

La mayoría no vive junto a Yoko Ono.

¿Lo cual quiere decir…?

Que la mayoría de la gente no tiene una compañera que le diga la verdad y se niegue a vivir junto a un artista de pacotilla, creador de basura, que lo sé hacer muy bien. Soy capaz de crearla y de hacer que la creen todos a mi alrededor. Yoko: esa es mi respuesta.

¿Qué hizo por ti?

Ella me mostró la posibilidad de la alternativa. “No tienes que hacer esto.” “¿No? Realmente… pero… pero…” Claro, las cosas no eran tan sencillas y no capté el mensaje de la noche a la mañana. Fue necesario repetirlo mucho. Alejarse es mucho más difícil que seguir. Yo hice las dos cosas. Obedecer la demanda y obedecer el horario. Había sacado discos desde 1962 hasta 1975. Alejarse era como lo que hacen los viejos a los sesenta y cinco años, cuando de pronto se supone que no existen ya y se los echa del trabajo (golpea tres veces el escritorio). “Terminó tu vida. Llegó la hora de jugar al golf”. (…) Lo hice, y cuando me dedicaba a limpiar la suciedad del gato y a alimentar a Sean, ella se sentaba en cuartos llenos de humo con hombres vestidos con trajes cuyas chaquetas no conseguían abotonar.

Ono—Yo me ocupaba de los negocios, de Apple, Maclen (la compañía grabadora de discos de los Beatles y la compañía de publicaciones musicales, respectivamente), y de las nuevas inversiones.

El único de nosotros dos que tiene el talento y la capacidad para manejar las cosas en ese nivel es Yoko.

¿Tenias experiencia en el manejo de una empresa de ese nivel?

OnoAprendí. La ley ha dejado de ser un misterio para mí. Los políticos tampoco son un misterio. No me asusta ya lo que llaman establishment. Al principio, mi propio abogado y mi propio contador no podían aceptar el hecho de que yo les indicase qué tenían que hacer. Hablaban siempre de “pero usted no entiende nada de cuestiones legales. No puedo hablar con usted”. Yo les decía: “Muy bien, hable de manera que yo pueda comprender. Yo también soy miembro del directorio”.

No lo soportan. Pero tienen que soportarlo, porque es ella quien nos representa (ríe). Son típicos machistas, grandes y gordos, llenos de cocteles de vodka para el almuerzo, machistas que hablan a gritos, como perros amaestrados, adiestrados para atacar todo el tiempo. (…)

¿Qué hay de esa afirmación de que John Lennon está bajo el hechizo y el control de Yoko?

Es un disparate. Soy incontrolable (…).

Comencemos por el principio. Cuéntanos la historia de cómo se conocieron el maravilloso príncipe místico y la exótica dama del dragón.

Fue en 1966, en Inglaterra. Me habían hablado de ese “gran éxito”, de esa artista japonesa de avanzada que llegaba de los Estados Unidos. Estaba paseando por la galería cuando vi una escalera, subí por ella y miré por un catalejo que había arriba de la escalera… uno se siente un tonto, pero el caso es que miré y decía solamente “Si”‘. Ahora bien, en esa época todo lo de avanzada consistía en romper el piano con un martillo y la escultura a golpes, y todo era anti, anti, anti, anti, anti. Todo era un montón de basura negativa. Y sólo ese “Sí” me llevó a quedarme en esa muestra llena de manzanas y clavos. Había un cartel que decía: “Clava este clavo”. Entonces pregunté: “¿En serio puedo clavarlo?”. Pero Yoko me dijo que no, porque la muestra no comenzaba hasta el día siguiente. Entonces se acercó el patrón y le susurró: “Déjalo clavarlo. No sé si sabes que es millonario. Quizá lo compre”. Y entonces hubo una breve conversación entre ellos y por fin Yoko me dijo: “Bien, puedes clavar un clavo por cinco chelines”. Y entonces el patrón, muy listo, dice: “Bien, yo te daré cinco chelines imaginarios para que claves un clavo imaginario”. Y fue así como nos conocimos, cuando nuestras miradas se cruzaron y a ella le pasó y a mí me pasó.

¿Tuvo algo que ver tu encuentro con Yoko con tu abandono de los Beatles?

—Hacía tiempo ya que tenía ganas de alejarme, pero cuando conocí a Yoko fue como cuando conoces a tu primera mujer. Dejas a los amigos en el bar. Dejas de jugar al fútbol. Dejas de jugar al billar y hacer carambolas. Puede ser que algunos sigan haciéndolo los viernes por la noche, por ejemplo, pero una vez que encontré a la mujer, los muchachos perdieron todo interés para mí, salvo el de ser viejos compañeros de escuela. “Las campanas de boda separan a esa vieja pandilla mía.” Nos casamos tres años más tarde, en 1969. Fue el fin de los muchachos. Y dio la casualidad de que los muchachos fuesen gente famosa y no simplemente los chicos junto al bar. Todos se afligieron tanto… Y nos arrojaron bastantes porquerías. Bastantes cosas odiosas.

OnoAún ahora acabo de leer que Paul dijo: “Comprendo que quiera estar con ella, pero ¿por qué tiene que estar con ella todo el tiempo?”.

Yoko, ¿sigues empeñada en arrastrar esa cruz? Eso sucedió hace años.

Ono—No, no, no. Lo dijo hace poco tiempo. Lo que quiero decir es que decidí, más o menos, acostarme con ese tipo que me gustaba y de pronto, al día siguiente, me encontré con esos tres suegros parados allí.

Siempre pensé que había ese sentimiento subyacente en el tema de Paul, “Get back”, Vuelve. Cuando estábamos grabándolo en el estudio, cada vez que cantaba el verso “Vuelve a donde perteneciste una vez”, miraba a Yoko.

¿En serio?

—En serio. Pero tal vez él diga que tengo delirio de persecución.

Quizá sea el momento de hablar de esos “suegros”, como los llamó Yoko. John, te lo han preguntado mil veces, pero ¿por qué es tan inconcebible que los Beatles puedan volver a integrarse para hacer música?

¿A ti te gustaría volver a la escuela secundada? ¿Por qué habría yo de retroceder diez años para crear una ilusión para ti que yo sé que no existe? No puede existir. (…) ¿No deberían haber seguido juntos Dean Martin y Jerry Lewis, sólo porque a mí me gustaba verlos juntos? ¿Qué es ese juego de hacer cosas porque otros lo desean? La idea detrás de los Beatles era hacer lo que ustedes querían, ¿no? Cargar con las responsabilidades de ustedes.

Bien, pero volvamos a la música misma. ¿No estás de acuerdo en que los Beatles crearon la mejor música rock’n’roll que se haya conocido?

No, no estoy de acuerdo. Te diré… los Beatles… estoy demasiado mezclado con ellos en el sentido artístico. No puedo verlos en forma objetiva. Estoy insatisfecho con todos nuestros discos, todos los que hicimos como Beatles. No hay ni uno solo que no querría grabar otra vez, de todos los discos de los Beatles, y todos los míos individuales, también. No puedo entonces hacer un juicio de lo que son los Beatles. Pero cuando era uno de ellos, los consideraba el mejor grupo de todo el mundo. Y haber creído tal cosa es lo que nos hizo lo que fuimos, lo llamemos el mejor grupo de rock’n’roll o el mejor de pop, o lo que sea. Pero vuelvo a tu pregunta sobre los Beatles y su música: la respuesta es que creamos algunas cosas buenas y otras malas.

(…)

Para terminar con tu “tema predilecto”, ¿qué opinas de la sugerencia de que los cuatro deberían dejar a un lado sus sentimientos personales y reagruparse para ofrecer un concierto gigantesco con fines de caridad, una especie de beneficio gigante?

No quiero saber nada con beneficios. Siempre son una estafa. No actúo por lucro personal desde 1966, cuando se presentaron los Beatles por última vez. Cada concierto desde entonces fue ofrecido por Yoko y por mí para distintas obras de caridad, con la excepción de una función en Toronto que fue un reencuentro de rock’n’roll. Todas esas funciones fueron un desastre o bien una estafa. Por eso ahora damos dinero a quienes queremos. ¿Sabes lo que es el diezmo?

Sí, dar un porcentaje fijo de tus ingresos.   

Exactamente. Es lo que pienso hacer, pero en forma privada. No pienso caer en el negocio de salvar al mundo en público. La función es siempre un desastre y el artista siempre queda mal. (…) A todos los que lean esto, que no me hagan llegar esas tonterías de “venga a salvar a los indios y a salvar a los negros y a salvar a los veteranos de guerra”. Cuando yo quiera salvar a cualquiera lo ayudaré.

(…)

¿Cómo vas a escapar?

Lleva tiempo desprenderse de toda esa basura que llevo conmigo y que ha influenciado mi manera de vivir. Tuvo mucho que ver con Yoko, pero mentalmente me llevó estos últimos años de lucha. Aprendí todo de ella.

Lo que dices suena como una relación de maestra y alumno.

Es una relación de maestra y alumno.

Yoko, ¿cómo te sientes por ser la maestra de John?

OnoJohn había tenido una extensa experiencia antes de que nos conociéramos, el tipo de experiencia desconocida para mí, de modo que yo también aprendí mucho de él. La influencia es mutua. Es posible que yo tenga fuerza, una fuerza femenina. Las mujeres la desarrollan… en una relación, creo que las mujeres tienen en realidad la sabiduría interior y que encierran esto mientras que los hombres tienen una especie de sabiduría para encarar a la sociedad, ya que ellos la crearon. Los hombres nunca desarrollaron esta sabiduría interior. Nunca tuvieron tiempo para desarrollarla. Así la mayoría de los hombres se apoyan realmente en la sabiduría interior de las mujeres, lo expresen o no.

¿En qué sentido te ha enseñado Yoko?

Cuando dijo: “¡Vete! Porque no logras entenderlo”… diría que fue como si me mandasen al desierto. Y la razón por la que no me dejaba volver era que yo no estaba listo todavía para hacerlo. Tenía que arreglar cosas en mi interior. Cuando estuve listo para volver, ella me aceptó. Y es con eso que estoy viviendo ahora.

(…)

¿Por qué lo expulsaste a John, Yoko?

OnoHubo muchas cosas. Soy el tipo de mujer al que le gusta “avanzar”. Es por ese motivo que soy una de las pocas que sobreviven como mujer, ¿sabes? Las mujeres tienden a meterse más en los hombres, en general, pero yo no era…

Yoko ve a los hombres como asistentes… Con diversos grados de intimidad, pero fundamentalmente, asistentes. Y este asistente se va a hacer pis (sale).

OnoNo hay comentario. Pero cuando yo conocí a John, las mujeres eran para él básicamente gente que lo rodeaba para servirlo. Tuvo que abrirse y encararse conmigo… Y yo tuve que ver lo que estaba viviendo. Pero… pensé entonces que yo tenía que seguir mi camino, porque estar junto a John me hacía sufrir.

¿Por qué?

OnoLa presión del público, ser la culpable de la separación de los Beatles, la que hacía imposible que ellos volviesen a formar el grupo. Mi actividad en arte también se perjudicó. Pensé que me gustaría liberarme de ser la señora de Lennon y pensé luego que sería una buena idea que John se fuese a Los Ángeles y me dejase tranquila un tiempo. Hacía años que soportaba la situación. Desde el principio, cuando John pertenecía aún a los Beatles, nos alojábamos en un cuarto de hotel y teníamos la puerta cerrada y demás, pero nos olvidábamos de cerrarla con llave y solían entrar algunos de los colaboradores de los Beatles y se ponían a conversar con él como si yo no estuviese allí. Me volvía loca. Era invisible. La gente que rodeaba a John me veía como una gran amenaza. Quiero decir que hasta oí algo sobre planes de matarme. Los Beatles, no, pero la gente que los rodeaba. 

¿Cómo te afectaron esos rumores?

OnoLa sociedad no comprende que también es posible para una mujer sentirse castrada. Yo me sentía castrada. Antes me iba a las mil maravillas. Mis obras no se vendían mucho, quizá; quizás era más pobre pero tenía mi orgullo. Y lo más humillante fue que me viesen como un parásito. (…) Yo siempre había sido más macho que muchos de los hombres con quienes estaba, en cierto sentido. Siempre había sido quien ganaba el pan, porque siempre quise tener la libertad y el dominio. Inesperadamente me encuentro junto a alguien con cuyas ganancias no puedo competir en absoluto. Por fin no pude soportarlo… o bien decidí no soportarlo más tiempo. Habría tenido la misma dificultad aun si no me hubiese visto enredada con… con… 

—John… me llamo John.

OnoCon John. Pero John no era simplemente John. Era además su grupo y todos los que lo rodeaban…

¿Cómo volvieron a juntarse por fin?

OnoPoco a poco llegué a descubrir que la dificultad no estaba en John, ni mucho menos. John es un hombre extraordinario. Era la sociedad lo que se había vuelto demasiado para él. Hoy nos reímos al recordarlo, pero comenzamos a salir juntos otra vez. Yo quería estar segura. Debo dar gracias por la inteligencia de John…Me hizo bien meterme en el negocio y recuperar mi amor propio y el orgullo de mi propia capacidad. Y me hizo bien que necesitara él esta reversión de papeles que le hizo tanto bien.

Y aprendimos que es mucho mejor para la familia que los dos estemos trabajando para ella. Yoko ocupándose de las finanzas y yo siendo madre mujer. Hicimos un reordenamiento de prioridades. La número uno es Yoko y la familia. Todo el resto gira alrededor de esta prioridad.

¿Cómo marcharon las cosas desde que tomaron esa decisión?

Volvimos a unirnos, decidimos que esta era nuestra vida, que tener un hijo era importante para nosotros y que todo lo demás era secundario. Trabajamos mucho para tener ese hijo. Pasamos por experiencias infernales para tener ese hijo, abortos espontáneos y otros problemas, es realmente lo que llaman “el hijo del amor”. Los médicos nos dijeron que nunca podríamos tener un hijo… Nos dijeron que mi esperma no era normal, que había hecho tanto abuso de mi cuerpo en mi juventud que no había ninguna probabilidad. Yoko tenía 43 años, había tenido demasiados abortos y cuando era joven, como no había píldoras, muchos abortos y pérdidas. Debe tener la barriga como los Kew Gardens en Londres. No había caso. Pero un chino de San Francisco, especialista en acupuntura, nos dijo: “Pórtense bien. Nada de droga: coman bien, nada de bebida. Tendrán un hijo en dieciocho meses”. Y nosotros le dijimos: “Pero los médicos ingleses dijeron que…”. Y él replicó: “Olviden lo que dijeron. Ustedes tendrán chico”. Y tuvimos a Sean y le mandamos una fotografía de él poco antes de que muriera el médico chino, que en paz descanse.

(…)

Yoko, después de esta experiencia, ¿qué sientes en cuanto a haber dejado a John la crianza de Sean?

OnoEn ese aspecto mis sentimientos son muy claros. No me siento culpable. Hago las cosas a mi manera. Puede ser que no sea lo mismo para otras madres, pero yo hago las cosas como puedo. En general, las madres tienen un gran resentimiento contra sus hijos, a pesar de toda esta gran adulación alrededor de la maternidad y de lo que piensan en realidad las madres de sus hijos y sobre cuánto los quieren. Quiero decir que sí, los quieren, pero no es humanamente posible conservar las emociones que se supone que deben tener las madres en una sociedad como esta. Las mujeres viven demasiado  en diversas direcciones para poder conservar sus emociones. Se les exige demasiado. Y por eso le dije a John que yo llevo al bebé adentro durante nueve meses y es suficiente. Tú puedes cuidarlo después. Suena como una declaración brusca, pero realmente creo que los niños pertenecen a la sociedad. Si una madre lleva al niño en el vientre y luego el padre lo cría, la responsabilidad se ve compartida.

¿Te molestó tener que asumir tanta responsabilidad, John?

Te diré… a veces ella llegaba a casa y decía “estoy cansada”. Y yo le decía, un poco en broma: “¿Y cómo diablos crees que estoy yo? ¡Estoy veinticuatro horas con el chico! ¿Crees que es fácil?”. Y luego le decía: “Tendrás que interesarte un poco más por el chico”. No me importa que se trate del padre o de la madre. Cuando hablo de granitos o de huesos y de cuáles programas de televisión podemos dejarle ver al chico, suelo decirle: “Oye, esto es importante. No quiero oír nada de tus negocios de veinte millones de dólares esta noche” (a Yoko). Yo querría que los dos padres cuidaran a los hijos, pero cómo hacerlo es un asunto diferente. El dicho “Has recorrido un largo camino, muchacha”, se aplica más a mí que a ella. Como dice Harry Nilssori, “todo es lo opuesto de lo que es”, ¿no? Son los hombres que han recorrido un largo camino desde haber contemplado, siquiera, la idea de la igualdad. Pero aunque existe este llamado movimiento femenino, la sociedad no hizo más que tomar un laxante, hasta ahora, y dejar escapar sólo viento. Todavía le falta vaciar bien las tripas. Se plantó la semilla en algún momento hacia fines de la década del sesenta, ¿no? Pero los verdaderos cambios están por venir aún. Soy yo quien he recorrido mucho camino. Yo era el cerdo. Y es un alivio haber dejado de ser un cerdo. La presión resultante de ser un cerdo es enorme (…) ¿sabes? Yo era cruel con mis mujeres, y físicamente… con cualquier mujer. Golpeaba. No podía expresarme y entonces golpeaba. Peleaba con los hombres y golpeaba a las mujeres. Es por eso que siempre estoy hablando de paz, ¿sabes? Todo es lo contrario. Pero creo sinceramente en el amor y la paz. Soy un hombre violento que aprendió a no serlo y que se arrepiente de su violencia. Tendré que crecer mucho más todavía antes de poder admitir en público cómo trataba a las mujeres cuando era jovencito. No tengo la menor ambición de que me vean como a un objeto sexual, un hombre, un cantante macho de rock’n’roll. Hace mucho que superé todo eso. Ni siquiera me interesa proyectar esa imagen. Por eso quiero que se sepa que sí, cuidé a mi hijo e hice pan y fui marido casero y estoy orgulloso de haberlo sido. Es la onda del futuro y me alegro de estar a la cabeza de esa onda, además.

¿En qué consistió ese famoso episodio de la cama?

Nuestra vida es nuestro arte. Eso fueron los períodos en la cama. Cuando nos casamos, sabíamos que nuestra luna de miel sería pública, de todos modos, y por eso decidimos utilizarla para hacer una declaración. Sentados en la cama, conversamos con los periodistas durante siete días. Fue algo desopilante. En efecto, hicimos un aviso de publicidad en favor de la paz en la primera plana de todos los diarios, en lugar de hacer uno en favor de la guerra. Respondíamos a preguntas. Un tipo repetía todo el tiempo algo de Hitler: “¿Qué hacen contra los fascistas? ¿Cómo se puede tener paz cuando se tiene un Hitler?”. Yoko dijo: “Yo me habría acostado con Hitler”. Según dijo luego, le habrían bastado sólo diez días en cama con Hitler. A la gente le gustó ese comentario.

OnoLo dije en broma, desde luego. Pero lo importante es que no vamos a cambiar el mundo peleando. Quizá fui un poco ingenua con esto sobre Hitler. Después de todo, para John Lennon necesité trece años (ríe).

(…)

Texto tomado de la publicación: http://www.caimanbarbudo.cu

Compartir:

Leer más

Entrevista a Martin Scorsese: Que viene el lobo. Por: François Forestier

Martin Scorsese

Martin Scorsese

Los pequeños truhanes de Mean Streets, una de sus primeras películas, han dejado paso a los rufianes de las finanzas de El lobo de Wall Street [The Wolf of Wall Street]. Para Scorsese, más pesimista que nunca, esos son los verdaderos delincuentes. Lo entrevista François Forestier para el semanario parisino Le Nouvel Observateur.

Está dispuesto a devorar el mundo entero, incluyendo acciones, obligaciones, fondos alternativos y productos derivados. Como un carnívoro suelto por la Bolsa, el héroe de la última película de Martin Scorsese, El lobo de Wall Street, es un adicto al éxito: lo tendrá todo, yate, criaturas de ensueño, helicóptero a domicilio y montañas de cocaína sobre la mesa, antes de terminar en la cárcel como “Bernie” Madoff o Walter Forbes. [1] Grandeza, podredumbre y decadencia: Scorsese filma esta enloquecida saga de los 80 (una historia auténtica) con la energía de la desesperación. ¿Se ha erradicado a la mafia para dejar paso a esta raza de buitres? Ayer, los truhanes robaban y mataban; hoy en día, los agentes de cambio despluman a todo el mundo y, como dice uno de ellos en la película, se masturban dos veces al día de pura satisfacción.

Scorsese describe una sociedad sin valores espirituales y, desde ahora, sin redención posible. Todo se vende: la felicidad tiene su tarifa, las almas pagan IVA, el paraíso es forzosamente fiscal. Hace cuarenta años, Scorsese estrenaba Mean Streets, en la que declaraba que “pagas por tus pecados en la calle, no en la iglesia”. Hoy en día, cualquiera que sea el lugar, se paga, eso es todo. Dios cuenta sus dólares y el infierno, sin duda, son los otros (los que no tienen ni cinco).

Le Nouvel Observateur: Así pues, Wall Street ¿es el equivalente moderno de la mafia?

Martin Scorsese: Exactamente. El héroe de El lobo de Wall Street, Jordan Belfort, es hermano de Henry Hill, el personaje de Uno de los nuestros [Goodfellas] Este último llegaba a tenerlo todo, dinero, mujeres, cocaína, mientras iba ascendiendo en la jerarquía de la mafia. En Wall Street cambia el decorado y, en apariencia, la moralidad es más refinada, pero es la misma cosa. Socialmente, no es aceptable ser un gángster. Por el contrario, está bien hacer dinero gracias al sistema, sean cuales sean los medios.

¿Dónde está la línea divisoria?

Me lo pregunto. Cuando era pequeño, observaba a la gente en mi barrio italiano: era algo muy contrastado. Estaban quienes tenían un aura de responsabilidad y estaban quienes no lo tenían. Yo sabía que entre los excluidos había gente correcta, pero a la que trataban como a rufianes. Era todo una cuestión de imagen.

¿Qué es lo que ha hecho cristalizar, en su opinión, esta visión de la sociedad?

Es que vi La ópera de cuatro cuartos en mi adolescencia y me estremeció. La obra la ponían en el Greenwich Village y nunca se me ha olvidado el final. Cuando van a colgar a Mackie el Navaja, pide la palabra. Cuenta lo que ha hecho y es exactamente lo mismo que Chaplin en Monsieur Verdoux: vuelve sus propias infamias contra sus acusadores: “¿Qué es robar un banco? Fundar un banco, ¿no es lo mismo?”, pregunta. Para él es igual la moral de los dos.

Su héroe se comporta como un lobo, como indica el título de la película…

Sí, el mundo de las finanzas se ha vuelto más brutal y reina la violencia. Entre La ópera de cuatro cuartos y El lobo de Wall Street, hay una distancia galáctica, pero a peor. He intentado dar cuenta de este extraordinario desbocamiento. Cuanto más nos hundimos en este sistema, más aumenta el peligro en torno a nosotros.

Por lo general, sus personajes experimentan un ascenso, un paraíso momentáneo, una caída y luego una redención. Pero aquí no hay redención. ¿Ya no cree en ella?

Mucho me temo que no haya redención posible para los lobos. Llevar a cabo ventas, cerrar compras, ganar, ¡qué gozada! Eso no se puede olvidar ni borrar. Por tanto, no hay redención posible.

¿Le falta entonces su fe católica?

Me desespera lo que veo a mí alrededor.

¿Dónde está el Scorsese de Toro salvaje [Raging Bull]?

Desapareció con los valores de la época, que han cambiado. Hoy en día, todo lo que se enseña a los jóvenes es la idea de que hay que hacerse rico.

¿Es usted pesimista?

Soy un pesimista…que tiene esperanza.

¿Se ha convertido usted entonces en Woody Allen?

Ja, ja, ja¡ (ríe a carcajadas)…No es cosa de rendirse, hay que seguir luchando. Siempre me siento decepcionado, pero vuelvo a empezar de cero. Vuelvo a leer a menudo a un hombre que considero un viejo amigo, Albert Camus. Acabo de releer La peste, y es una filosofía que me gusta: estamos en el absurdo, pero seguimos creyendo en el hombre.

Tendrían que excomulgarle

Es lo que me dice a veces mi mentor, el padre Francis Principe. Tiene 86 años y me llevaba de la mano cuando yo tenía 11. Celebramos hace unas semanas los 60 años de su ordenación. ¡Me hizo leer a Graham Greene y a Camus! Él es quien me hizo pensar que tal vez no existiera el pecado original…

¡Herejía! ¡A la hoguera!  

(Ríe a carcajadas)…Soy un católico fallido, eso seguro, lo cual me permite hacer películas, trabajar en la industria del espectáculo. Si no, no haría ninguna concesión. Rezaría constantemente. Hacer películas significa tener una agarrada con el mundo exterior, enfrentarse a él.

Hace usted una película cada dos años. ¿Por qué ese ritmo?

Soy consciente de que pasa el tiempo. No me quedan muchos días por delante. ¡Y hay todavía tantas películas que hacer! Tengo pánico. He malgastado un periodo de mi vida.

¿En los años 70, cuando estaba usted enganchado a la cocaína?

Sí. Yo era como Leonardo di Caprio en El lobo de Wall Street: quería ir hasta el límite. Estuve a punto de morir. El día en que pude mirarme a mí mismo, vi a un hombre que era un fraude. Confieso que hay ciertos elementos en el personaje de Leonardo DiCaprio que son autobiográficos. Viví  una temporada chalado. Acababa de rodar El último vals [The Last Waltz], que había sido el tope de la locura, y había empezado a trabajar en Toro salvaje. Todo cambió. Yo no soy como Mackie el Navaja, que no fabrica nada, no produce nada. Yo creo. ¡Y eso supone toda una puñetera diferencia!

¿El cine le salvó?

Justamente. Yo quería hacer cosas, contar historias, dirigir películas. Estaba rabioso. Con la coca era imposible. Era un callejón sin salida.

¿Qué es lo que le guía en su amor por el cine?

El corazón. Cuando hago una película, quiero encontrar el corazón que late en la historia que cuento. Es una cosa que tuve que perder en El color del dinero [The Color of Money]: no lamento haber hecho esta película, pero la realicé como una forma de terapia. Me hacía falta volver a levantarme. Paul Newman me ofreció esta oportunidad como un verdadero caballero. Pero mi objetivo último era en el fondo La última tentación de Cristo [The Last Temptation of Christ]: cuando rodé esta película, supe que había sobrevivido. Tomé ejemplo de John Cassavetes, de quien admiro su entusiasmo. Adoro Faces

El loboHa filmado usted en digital una buena parte de El lobo de Wall Street

Sí…Ya había hecho intentos con Hugo [La invención de Hugo], pero ya no hay manera de hacerlo de otro modo. Prefiero la película química, pero es algo acabado, es una batalla perdida. Lo que echo de menos es el negativo. Hay algo en la calidad de un rostro en el celuloide que no se encuentra en digital. El grano, la respiración, no sé…Lo digital cambia totalmente nuestra forma de ver.

¿De qué manera?

Cuando veo una película antigua, Casablanca, por ejemplo, en restauración digital, percibo cosas que antes no veía. Afecta a toda la película. Hay obras que no puedo volver a ver en celuloide, son demasiado imperfectas. El digital nos da una precisión quirúrgica. No queda sitio para la imprecisión, la duda. Ya no se soporta. De golpe, puede que cambie toda la historia del cine. Por lo menos, nuestra visión de ella. Tal vez nos acercamos a la calidad de la película de nitrato de la época del cine mudo.

También se redescubren de golpe ciertas películas

Sí. En mi adolescencia vi por primera vez Ciudadano Kane [Citizen Kane] y El tercer hombre [The Third Man] en la pantalla televisiva. Cuando volví a verlas en la gran pantalla, me quedé sin aliento. Vuelvo a verlas en digital y me quedo sin aliento. ¡Hasta en una tableta resultan geniales! El alma de estas películas ha sobrevivido, no importa el soporte que sea.

¿Qué es lo que orienta sus elecciones a la hora de rodar?

Los personajes. No la historia. Me fascina el comportamiento de los personajes. Hoy día vivimos en la dictadura del storytelling: hace falta que haya peripecias, aventuras, sucesos. Cuando Fellini hacía La dolce vita, no contaba una historia de la A a la Z: dejaba avanzar a los personajes en situaciones que no eran necesarias, los seguía, los observaba y la película se construía sobre esto. Los actos de los personajes les daban una profundidad, una existencia, una verdad. Con Leonardo DiCaprio, estamos completamente de acuerdo en esto. A menudo me preguntan por qué trabajo con él: ya son cinco las veces que hemos colaborado. Y yo respondo: ¿por qué no? Compartimos la misma ambición. Revelar algo…

¿Y es, entonces?

…Algo de la naturaleza humana. No hay otra cosa que interese. El arte es eso, ¡nada más que eso!

[1] Walter Forbes, ejecutivo jefe de CUC International y Cendant Corporation fue condenado en 2007 a 12 años de cárcel por fraude y condenado a pagar indemnizaciones por valor de 3.280 millones de dólares.

Texto tomado de la publicación: http://www.sinpermiso.info

Compartir:

Leer más

Alberto Garrandés o las temeridades de la escritura. Por: Lianet Hernández

AGAcreedor de gran solidez en el campo literario cubano, Alberto Garrandés será uno de los jurados del Premio Literario Casa de las Américas en su edición 55. 

Las reminiscencias de la cubanidad y su universo cotidiano han de ser tratadas con tino desde la literatura. Más si es la concebida por nuestros escritores contemporáneos. Así lo ha logrado Alberto Garrandés, uno de los escritores de la Isla más interesados por asegurar, en primera instancia, una variación del canon narrativo de estos tiempos.

Tal vez porque Garrandés se ha dedicado a la crítica, presumiblemente, con el mismo ritmo que a la creación de sus novelas, cuentos y antologías, ha conseguido un lugar importante entre sus contemporáneos.

Sin embargo, al preguntarle sobre la situación actual de la literatura cubana prefiere responder escuetamente, según él, en términos lógicos: “La literatura cubana actual, en sus representantes más creativos y audaces, está siendo más meditativa y más autoconsciente. Y eso no está mal”.

Mientras que al interpelarlo sobre la socialización de las obras y autores en Cuba arguye, categóricamente, que lo más endeble en ese sentido es la promoción. “Apenas se sabe hacer promoción literaria. Se podría tener la ayuda eficaz y amplia de la televisión cubana, pero nuestra televisión es mayormente musical, política, y está llena de clichés y de frivolidad. Cualquier televisión comercial fuera de Cuba concede más espacio a los libros y la literatura que la nuestra y eso, visto así, es una vergüenza”, asegura.

Desde esta perspectiva crítica y respaldado por un número importante de publicaciones entre las que destaca: La poética del límiteFábula de un amor felizFakeLas potestades incorpóreasLas nubes en el agua, entre otras; Alberto Garrandés será uno de los jurados convocados por el Premio Literario Casa de las Américas en su edición 55, para el género de ensayo de tema artístico-literario.

Desde esta posición, y atendiendo a los múltiples reconocimientos obtenidos en su carrera artística, ¿qué valor le otorga al premio anual entregado por la Casa de las Américas?

“He recibido varios premios importantes, algunos de ellos varias veces, pero no me gusta hablar de los premios. Sin embargo, vistas las cosas en esos términos, casi tendría que decir que el Premio Casa de las Américas es el que me faltaría por ganar. Ahora bien, hablando en serio —o más en serio—, como se trata de un premio con una trayectoria de mucho prestigio, le otorgo un gran valor, aunque lo valioso no está en ganarlo sino en merecerlo. Quizás por ese motivo me he abstenido de enviar una obra al concurso. Pero puede que pronto lo haga”.

Formar parte del jurado de este premio es, de alguna manera, una forma de reconocimiento a su obra artística. ¿Cómo se siente al compartir la responsabilidad de otorgar el lauro?

“Mi camino como escritor —soy ensayista, pero también novelista— ha sido intenso, amplio, y creo que bastante reconocido. También ha sido, de cierta manera, un camino lleno de temeridades en la escritura, lo cual me complace. Si me han invitado a formar parte de ese jurado, quizás sea porque, a pesar de mis temeridades en cuanto al estilo y la estructuración de mis ensayos más recientes, mi trabajo es valioso”.

El ensayo de tema artístico-literario, es un apartado que usted también ha explorado. ¿Qué recursos o técnicas se vuelven indispensables a la hora de abordarlo? 

“El ensayo es, por lo general, el resultado de un proceso de maduración, pero también brota del entusiasmo, o del misterio acuciante del texto. Si tienes una marca de estilo y un conjunto de ideas móviles, audaces, penetrantes, todo eso se expresaría en la forma del ensayo. Por supuesto, un ensayo está casi siempre lleno de referencias, pero las referencias, articulándose entre sí, han de situarse dentro de una especie de movimiento centrípeto y centrífugo. Yo, por ejemplo, casi siempre echo mano de la pintura, el cine y la música para mis viajes de ida y vuelta por el texto literario, lo cual hace que mis trabajos ensayísticos alcancen a ser, por momentos, o pre-ficcionales o post-ficcionales”.

Durante el finalizado Casa Tomada 2013, encuentro de jóvenes escritores y artistas de América Latina y el Caribe, algunos de los invitados se atrevieron a asegurar que se aproximaba el “nuevo boom latinoamericano”. ¿Cree usted que el ámbito literario de nuestra región se encuentre listo, o tenga lo necesario, para gestar ese nuevo boom?

“Pues no lo sé, yo no aseguraría nada semejante. Lo que sí puedo asegurar es que la literatura es un territorio demasiado manipulado por empresas editoriales de mayor y menor rango, capaces de establecer pautas de publicidad, e incluso de crédito, a nivel académico o a nivel de mercado. Ese Nuevo Boom me parece más un deseo que una realidad presumible. Y no está mal, claro. Porque desear un cambio, una fractura, un salto o un ordenamiento nuevo de las poéticas ya es el principio de algo”.

Texto tomado de la publicación: http://laventana.casa.cult.cu

Compartir:

Leer más

Una mirada al país a través de la plastilina. Por: Fernanda Sánchez Jaramillo* (Galería de imágenes)

EAEntrevista a Edgar Álvarez, artista plástico colombiano.

Edgar tiene 42 años pero su pasión por la plastilina surgió desde pequeño, a los tres o cuatro años de edad, como un juego y jamás se le pasó por la mente que se convertiría en su arte y la forma de expresarse en este mundo cargado de imágenes y mensajes. Edgar tiene una trayectoria larga. En el pasado fue profesor, dirigió una escuela, tuvo una marca de plastilina, una productora de comerciales, publicó diez libros, hizo cortometrajes y tuvo una sección en el programa Francotiradores, etc. Para hacerle esta entrevista, escogí varias de sus obras del 2013 y le pregunté del por qué de cada una. A continuación, Édgar nos habla con plastilina…

Estamos en tiempos de globalización y construcción de identidades corporativas transnacionales. Sin embargo, en su trabajo se encuentran muchos rasgos de la identidad colombiana, en su diversidad, ¿en qué se inspira para elegir esos elementos de identidad?

He recibido una gran influencia de la vida campesina. Mi familia fue desplazada por la violencia, de Santa Isabel Tolima, y siempre crecí con las historias de Jorge Eliécer Gaitán, de liberales y conservadores.

Gracias a mi familia campesina, en mis vacaciones aprendí a sembrar café y otras tareas del campo; además de esto, era un gran admirador del primitivismo especialmente del pintor Román Roncancio y sus paisajes llenos de campesinos, con colores primarios y secundarios.

Mi abuelo nació en Ráquira y modelaba arcilla. Él trabajó de obrero, de allí viene mi gusto por el modelado y de mi abuelita paisa que “modelaba” con la masa de las arepas.

El arte puede ser elitista, pero el suyo va más allá de las clases sociales para reflejar realidades cotidianas de una ciudad. ¿Considera su arte más urbano? 

Para mí es importante llegarle a la gente. Yo nací en Fontibón y mi familia proviene de Boyacá, Manizales, Tolima, Medellín. Por eso, desde que empecé, le he llegado a todas las personas.

Cuando exploras mi página encuentras comentarios de personas de diferentes estratos sociales, alguien de Ráquira, de Bogotá, de cualquier profesión. Mi arte es Colombia en miniatura. “Hablar” de temas sociales con este medio ofrece una visión distinta, menos radical porque es un material muy suave y se dicen verdades, pero sigue siendo suave.

¿Es una forma de sentirse más seguro?

No. Hago lo que hago para ser auténtico y se ha vuelto una obligación para mí hablar de este tipo de temas pues mi madre me enseñó que el tema social era importante. Me gusta poner a la gente a dialogar.

¿Es usted un columnista que “escribe” con plastilina?

Sí. Soy artista y escribo. Ambas habilidades van unidas pues hice algunos semestres de comunicación, pero lo mío es más el arte. He dado charlas por muchos países gracias a mi trabajo, lo cual me ha permitido conocer muchas realidades desde varios ángulos. Dicté talleres en Chiapas, hice libros para Venezuela, trabajé con indigentes en Estados Unidos y he conocido algo de la realidad de los inmigrantes en las fronteras mexicanas. Además, trabajé con indígenas chiapanecos, con niños y profesores en Ecuador, Chile, Panamá, Perú y, paralelamente a los eventos en los cuales participo, siempre me interesa conocer las realidades sociales de cada país. 

¿Es su arte espejo, denuncia o catalizador, cuál es el propósito de su arte?

Cuando empecé era catalizador personal. Pero estuve fuera del país por un tiempo y tuve una relación más cercana con Colombia. Me vinculé más y el tema de la violencia siempre me ha tocado mucho. He intentado entenderlo y mi trabajo es una forma de reflexión personal, pero ahora tengo la obligación porque la gente espera que lo haga.

Para mí es fundamental y más que generar posiciones radicales es poder dialogar con quien sea, que la gente asuma la “caricatura” con cierto respeto.

Mi reto es empezar a hacer pequeñas entrevistas con personajes de la política y actualidad colombiana y ponerlos a trabajar con plastilina, este material desnuda a todo el mundo, y que la gente se exprese lo que sienta.

También hay en su arte espacio para la alegría y el homenaje público. ¿Fueron Catherine Ibarguén, Nairo Quintana y Orlando Duque sus personajes del año 2013? ¿Por qué escogió solo deportistas?

Para mí el deporte sirve para reconciliar a las personas, me gusta la humildad de muchos, especialmente la de Nairo Quintana. En el 2012 quería reconocer en facebook a los deportistas que se destacaron en los olímpicos y en otras competencias, así empezó se lo explico con plastilina, la lista creció y la gente esperaba mi homenaje. Es importante mostrar los logros de las personas porque ni somos el país más feliz, ni el más triste. Además, siempre me han gustado el fútbol y el deporte.

¿Cuál es el proceso de escogencia de sus temas de la realidad nacional. En qué se fundamenta: lecturas de periódicos, tertulias con amigos y otros artistas, temas de redes sociales o lo que escucha en las calles. ¿Por qué escogió por ejemplo el de la locomotora minera?

Normalmente, leo mucha prensa. Hablo de política, especialmente con mi madre, escucho debates en la radio, de ahí salen muchos temas y veo qué está pasando en facebook. De algunos temas hago muchas imágenes como el paro campesino las cuales fueron muy compartidas en redes sociales. Cada vez requiero pensar más, pensar bien y asumir posiciones sin ser radical, sino generando diálogo.

Intenta contribuir a la construcción de memoria histórica. ¿Cuál es su perspectiva con respecto a la memoria? Me explico, algunos prefieren contarla desde la victimización del pueblo y, otros, desde el heroísmo y su resistencia.

Me parece que hacen falta muchas imágenes en Colombia. Existen pocas imágenes que ilustren muchos hechos históricos. Empecé a crear un archivo con una visión muy mía. Trabajé a Guadalupe Salcedo porque me parece importante que la gente comparta la imagen, sin ser de derecha o de izquierda, solo la imagen.

En mi trabajo pedagógico, comparto imágenes de líderes, pero también de personas del común como un celador del conjunto de Pablo Sexto que asesinaron, o el que murió esperando una cita médica, o la niña que se cayó a una alcantarilla, de esa forma uno visibiliza a las personas.

Todos los colombianos hemos hecho un muñeco en plastilina alguna vez. Me parece importante acercar a la gente, de una forma lúdica, a personajes como éste o temas como el maltrato animal y que se cuestionen sobre el tema.

En sus obras de 2013, hay referencias al paro a los TLC ¿Por qué no hay ninguna obra con respecto a los diálogos de paz de la Habana?

Muy buena pregunta. Prometo que este año sí lo haré. No sé aún como asumirlo.

En su obra el Objeto del Gran Colombiano, usted incluye varios objetos. ¿Con cuál relaciona usted al gran colombiano? ¿La motosierra hace referencia a los paramilitares y los fusiles, además de la guerrilla, se refieren también a las bacrim y al ejército cuya complicidad en masacres se ha comprobado?

Esta “caricatura” es más participativa y tenía la intención de cuestionar a la gente. Sí la escogencia del fusil y de la motosierra representa la violencia proveniente de todos los lados. Algo importante es que recibo sugerencias de mis seguidores, hay cosas que simplemente hay que decir y si toca toca.

Me sorprende la vigencia de su obra acerca de asuntos como el duelo entre Petro y el procurador. ¿Es intencional esa vigencia que cobran sus obras?

No es intencional, las hago por el placer de hacerlas y son el reflejo de lo que está pasando. Curiosamente la plastilina es un material cuya vida es etérea; en cierto modo, este tipo de montajes y la fotografía hacen que perdure el material.

Hablando del campesinado y de la influencia que éste tiene en su vida. ¿Por qué en Angelus 2, los presenta con la cabeza baja y no altiva como en el resto de sus representaciones de ellos?

Su interpretación es interesante, pero no fue intencional. Esa es una adaptación de un cuadro famoso de Millet rezando el angelus pero no fue intencional. 

¿Es su trabajo una declaración personal de su vegetarianismo, ambientalismo y petrismo?

Siempre he tenido gatos. Han sido mis compañeros durante un buen tiempo, trato de no matar ni un insecto y me parece importante visibilizar los problemas de los animales. Vegetariano lo he sido por largas temporadas pero con interrupciones durante mis viajes, cuanto trabajo temas sociales o documentales. Debo comer lo que haya, pues después de servido no comer es una ofensa para muchas personas. 

Finalmente, ¿Por qué hizo la serie los “invisibles” acerca de los indigentes en Estados Unidos y no en nuestro país…? ¿Cómo fue esa experiencia de intervención con su arte en miniatura en las calles estadounidenses?

Este proyecto me lo encontré en la calle caminando. Me tocó ver la realidad desde otra perspectiva en una ciudad como Los Ángeles donde no tener un carro y andar con una maleta o paquetes en la calle es símbolo de indigencia, donde el carrito de supermercado representa el consumismo y a la vez es la casa ambulante de muchas personas, donde la soledad se vuelve una compañera del que tiene y no tiene…
Los invisibles es un corto animado en plastilina de 7 minutos que tiene como escenario las calles de Los Ángeles y muestra a través de varios personajes un día en la vida de los indigentes quienes sobreviven o viven en otra realidad producto de su enfermedad mental, jóvenes con un “sueño Americano” fallido, veteranos de guerra, drogadictos, sin familia, víctimas de la crisis económica o anímica son todos esos que no queremos ver muchas veces, pues nos recuerdan a dónde no queremos llegar y a dónde estamos llegando con nuestra indiferencia. Estoy pendiente de hacer algo similar en Colombia.

Texto tomado de la publicación: http://www.rebelion.org

*Periodista, magíster en relaciones internacionales y sindicalista desde Canadá.

EA 1

EA 2

EA 3

 

EA 4

Compartir:

Leer más

“A la prensa no le puede temblar la mano para enjuiciar los problemas”. Entrevista al presidente de la UPEC, Antonio Moltó. Por: María del Carmen Ramón

Antonio Moltó. Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba

Antonio Moltó. Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba

El nuevo presidente de la Unión de Periodistas de Cuba es un ser humano increíble y un periodista crítico y propositivo. De joven soñaba con andar entre nubes piloteando aviones como el escritor francés Antoine de Saint Exupery; pero dedicó su vida a creer en las ideas que tanto repetía el Principito, y por eso hoy es amante de eso “esencial que es invisible a los ojos”.

Cree, como Martí, en la utilidad de la virtud, y por eso repite a cada rato que se divierte trabajando y que como periodista se siente un pelotero del equipo Cuba, con la misión de representar a todo un país.

“No hay nada más cercano al médico, al maestro, que el periodismo, porque lo que tú haces no lo haces para ti. Tú cuentas las historias de otros y sientes pasión o dolor por eso. Es enorme la dicha que supone salir al encuentro de los demás, escuchar su aliento y su desaliento, su esperanza y frustración y acompañarlo con tu discurso, para esperanzarlo, no para que se hunda en su propia tragedia”.

Padre cinco veces y abuelo de una nieta que le roba el sueño, Antonio Moltó Martorell se define como un hombre muy fantasioso, al que siempre le ha acompañado la imaginación. No existe emisora, telecentro, periódico, ni corresponsalía de televisión del país en la que no haya compartido un rato con sus periodistas. “Me interesa mucho estar donde pueda ser útil, donde pueda favorecer un cambio”, confiesa casi al inicio del diálogo.

Premio Nacional de Periodismo José Martí, Moltó ha tenido una larga carrera en emisoras como CMKC y Radio Rebelde. Muchos lo conocen de cerca por su labor como director del programa radial “Haciendo radio”, como fundador y periodista del espacio de periodismo de opinión “Hablando claro” o como él, hasta hace poco, director del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

En el IX Congreso de la UPEC fue electo presidente de esa organización. Muchos son los desafíos que tienen por delante periodistas, directivos, y las diversas instancias de la sociedad, en aras de dar cumplimiento a los acuerdos emanados de ese cónclave. Para Moltó el desafío es enorme: “La escuela está en que los medios, sabiendo lo que tienen que hacer, no esperen otra señal, porque ya la señal está”.

Cubahora conversó con este profesional sobre el periodismo cubano, las formas de perfeccionarlo, los problemas que deberán resolverse en el sector más allá de la necesidad de una ley de comunicación y los retos después del Congreso.

¿De Piloto de aviones a periodista?

La historia de ser piloto pertenece a los primeros años de la Revolución. Yo pertenecía a la Asociación de Jóvenes Rebeldes, era un miliciano recién estrenado. Fidel va a Santiago de Cuba y reúne a todos los milicianos de la provincia en la pista del aeropuerto. Allí, encaramado sobre una tarima, Fidel nos habló a todos y nos explicó lo que se avecinaba, que la Revolución tenía que defenderse porque podría ser atacada constantemente. El llamado del Comandante en Jefe era a una fuerza armada que conociera y dominara las nuevas tecnologías, con visión de futuro, a obreros y campesinos. Aquello era como la realización de todos los sueños de una juventud que no sumaba muchas afeitadas. Yo elegí ser piloto, quizás porque me pasaba la vida con un avioncito de cartón y soñando con montarme dentro de él y volar. Siempre me sentí mirándolo todo, pero desde la altura del vuelo y de la imaginación. Me seleccionaron y fui a La Habana para ir a una beca en China o Checoslovaquia; pero, lamentablemente, mi padre falleció en un accidente. Era el único varón, no quise dejar a mi mamá sola y me quedé en Santiago.

Allí me enrolé en lo que fue mi primera noción de contacto con la diversidad de todos los públicos: la constitución de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR). Fue un momento hermoso, las personas salíamos a las calles a cantar nuestro himno sintiéndonos plenos y realizados con la libertad conquistada, el fin de un régimen oprobioso, sanguinario, y el comienzo de una nueva vida.

De pronto me vi tan involucrado que me convertí en el coordinador fundador de los CDR en el territorio. Esa para mí fue la escuela que nunca me ha hecho olvidar la misión del periodismo. Allí supe que el corazón de la noticia late en el pueblo, en sus historias. La historia no la hacen las instituciones, las instituciones nacen para servir y hacer hermosas esas historias, las instituciones son como los locales para una fiesta, y la fiesta la pone el pueblo. Uno se asombra mucho en estos tiempos, al ver que hay funcionarios en las instituciones que creen que tienen a Dios cogido por la barba.

Trabajé en los CDR hasta que, por una necesidad de cuadros en la radio de Oriente, el Partido me pidió que me incorporara a trabajar en la radio. No sabía nada de Periodismo y me nombraron director del noticiero. Empecé en CMKC, llamada después Radio Revolución, allí sentía que estaba sobre aquel avión, pero con motores muy potentes, porque la radio es fabulosa. A veces creo que Internet se inspiró en ella para esa posibilidad tan maravillosa que permite estar en cualquier parte del mundo.

Es el actual presidente de la Unión de Periodistas de Cuba ¿qué principales desafíos tiene por delante? ¿Cómo sueña a la UPEC y al periodismo cubano?

Juro que nunca había ni imaginado que sería elegido presidente de la UPEC; pero eso no quiere decir que yo no tenga que asumir la enorme responsabilidad de esta tarea con el aliciente de que hay mucha gente dispuesta a colaborar. La prueba más fehaciente fue este congreso, por la profundidad del pensamiento de muchos compañeros, por su honestidad, por su valor. Ha sido como una reunión de la familia, para ver problemas graves que hay, pero resueltos sin encono, sin molestar al otro y ha sido un diálogo muy bien llevado. La dirección del país ha sido muy clara, ha tenido una posición muy objetiva, nunca nos ha esperanzado con argumentos falsos, pero estamos llenos de esperanza, yo me siento lleno de sueños, como todos los días. Cuando me levanto y voy a  poner los pies ya yo tengo una idea en la cabeza. Mis mejores momentos de creación fueron durante el Período Especial, cuando yo me montaba en una guagua en La Habana y no iba en una guagua, iba con mi imaginario en la cabeza, pensando cómo iba a ser mi día.

Así imagino a la UPEC

Imagino a la UPEC como una entidad fiel a sus principios fundacionales, una organización que promueve la unidad, la cohesión, que respeta la diversidad, estimula el desarrollo de la creación profesional, que no descuida los problemas esenciales de la espiritualidad humana: el descanso, el receso, el premio, el reconocimiento, el regaño, pero el regaño amable, no el que deja una marca en el pecho. Una UPEC que no pierda nunca el sentido de la realidad del país en el que vivimos, una UPEC que piense a Cuba, que se proyecte desde el periodismo para apoyar la búsqueda de las aspiraciones que tenemos los cubanos.

Hay grandes peligros que se avecinan en una sociedad como la nuestra, donde todavía existen en nuestro ADN aspectos relacionados con el consumismo, la vanidad, la envidia, el camino fácil. Es un antagonismo fuerte entre ese antivalor y el valor, y a veces cuando uno deja solo el antivalor, y no usa el amplificador necesario para apelar al valor, este puede ser más fuerte que el otro. Creo que no podemos ser ajenos a ese problema. Nosotros tenemos que ser como el médico más preocupado por la salud de nuestro pueblo, por la salud de la comunicación desde su visión más amplia.

Tenemos que contribuir fuertemente en la concepción conceptual del modelo de prensa del socialismo, que no está escrito, hay apuntes, atisbos, tesis, pero no está de modo alguno resuelto. No lo estuvo para los países de Europa, como tampoco para nosotros. Estamos hablando de un modelo que tenga en cuenta la vertiginosidad de las nuevas tecnologías en el ámbito de la comunicación, las necesidades de comunicación de los seres humanos, la incidencia que tienen los problemas materiales sobre la vida cotidiana del sujeto.

Estos son asuntos de toda nuestra sociedad, de nuestro sistema de gobierno, del de participación pública y ciudadana para el control de los órganos de gobierno, del Partido, de la prensa. Nuestra organización no puede ser una concha, no puede ser un espacio blindado que se aísle de esa realidad del país, no se puede contagiar con las corrientes de agotamiento que muestran determinados sectores. La UPEC tiene que ser el espacio permanente de los foros, de los diálogos, del intercambio, de abrirle espacio al talento sin prejuicio, que si hay un muchacho joven que llega a un espacio de redacción y está aportando la idea de cómo revertir un proceso negativo sea reconocido y se le dé una responsabilidad.

La prensa, los periodistas y su UPEC, deben beber de la realidad

Estamos hablando de una relación armoniosa, dialéctica, pero confrontativa, sobre los problemas que tiene el periodismo y la comunicación. Creo que la prensa, los periodistas y su UPEC, tienen que estar bebiendo constantemente de esa realidad, observándola, sometiéndola a estudio, pasándola por el tamiz del enfoque científico de los asuntos. Cualquier entendido que tenga una responsabilidad estatal dentro del país y lea o haya visto las palabras de Rosa Miriam Elizalde, o las 7 tesis sobre el periodismo de Raúl Garcés, debe decir: desde mañana mi destino será otro.

Ahora, hasta el 2014, hay 864 muchachos matriculados en las siete escuelas de periodismo en el país. Esta es una inyección para el sector de la prensa. Yo nunca me imaginé que eso algún día pudiera pasar y que esos jóvenes encuentren espacio donde se realicen profesionalmente. Problemas aparte de la falta de profesionalidad en la prensa, algunos directivos que no son competentes, no se puede decir que el periodismo cubano es malo porque los periodistas no tienen cultura y no tienen preparación, nunca hemos tenido tan alto índice de doctores en el sector, ni de profesores que están haciendo labores de tutores, o de instructores en lugares donde pasan la práctica laboral.

Hay en el sector una situación material muy difícil, y en medio de tantas dificultades, los medios no se apagan, ni transmiten a la población desesperanza, desánimo, tampoco dicen mentira. Nosotros hemos tenido que enfrentar burradas y tonterías, y será un proceso largo entender la comunicación como un bien público, entender la democracia horizontal, no solo vertical, donde la diversidad tenga espacio y sea respetada, donde la diversidad equivocada se contribuya a dar argumentos y justificación, pero que no se sepulte.

La prensa debe hacer periodismo

En su ponencia presentada al Congreso de la UPEC, el periodista Raúl Garcés se refería a uno de los temas que más se debaten al interior de la prensa: la necesidad de una ley de comunicación; pero alertaba que está de por sí, no resolvería todos los problemas de la prensa, ¿qué puede hacer la prensa y los periodistas para luchar contra problemas como, por ejemplo, el secretismo? ¿Cómo garantizar la utilidad de una ley de Comunicación?

La prensa debe hacer periodismo, cumplir con el ABC de la comunicación, y a eso tienen que contribuir varios actores sociales. La prensa tiene que ser obstinada en eso, el único modo de comunicar es diciendo las cosas.

El primer llamado es a los periodistas, quienes deben resolver problemas que no tienen que ver con las fuentes ni con otros factores, sino con el diseño, los lenguajes, que se quedaron en un nivel de obsolescencia, ¿cuál va a ser el discurso de nuestra prensa? ¿el discurso culto, el hondo, pero al mismo tiempo recreado?

Todo eso hay que definirlo, y esta labor de la construcción de la comunicación no está solo en manos de los periodistas, tiene que haber una construcción acelerada  y esos procesos se aceleran mediante el rigor y la exigencia.

Soy de los que creen en la superación como un agente del cambio, pero no creo que el periodismo cubano se vaya a resolver capacitando o superando a las personas, eso es una parte del problema.

También pienso que la Ley de comunicación no resolverá todos los problemas. En estos momentos tenemos vigentes directivas del Buró Político, así como facultades que nos otorga la Constitución. Entonces, habría que preguntarse  ¿por qué tenemos todas estas dificultades? Es un asunto profundamente cultural y solamente desde la cultura, desalojando ese espacio de ignorancia que no entiende el papel ni el nivel de la comunicación, de prepotencia y de una visión extraviada sobre el poder, se podrá resolver.

La escuela está en los medios

La escuela está en que los medios, sabiendo lo que tienen que hacer, no esperen otra señal, porque ya la señal está.

Conozco medios de prensa donde apenas tienen recursos y logran mayor participación en las redes sociales, por ejemplo, que los medios nacionales. Más allá de los necesarios recursos, eso tiene que estar acompañado de un esfuerzo permanente, para que no haya un divorcio entre la agenda pública y los espacios de comunicación.

En el caso de nuestro país, una ley de comunicación y no una ley de prensa, resulta mucho más colocada en la dimensión que hay que cubrir y alcanzar. Nosotros estamos contando las historias sobre actores sociales que son los que determinan la existencia de la nación y la materialización del proyecto político nacional. Este congreso confirmó que nosotros tenemos la voluntad, la fuerza de calificación para entenderlo y abórdalo con un sentido de responsabilidad; pero la prensa sola no puede.

Se necesita hoy una prensa que aconseje, ayude, eduque y que nos endulce la vida también, pero también un sistema que complemente todo esto. No haces nada con un buen noticiero a las 8 de la noche y que detrás venga una novela que no tenga nada que ver con tu realidad.  El problema nos está remitiendo hacia lo cultural, hacia las entidades del servicio público de comunicación, a que la revisión pase por todo.

Todavía hay muchas deficiencias que resolver, porque muchas de nuestras rutinas productivas no tienen en cuenta el impacto de las redes sociales y se prioriza sobre todo en el caso del periódico, la versión impresa, por encima del digital, que trabaja en tiempo real. De lo que se trata ahora es de cubrir los vacíos de ignorancia y desconocimiento que, respecto al sistema de instituciones nacionales, se proyectan hacia la prensa y la sociedad.

Ningún funcionario es dueño de ninguna institución, por lo tanto, tú no eres dueño de ninguna noticia. Por tanto, el secreto no existe, eso está dicho en resoluciones del Buró Político que no se cumplen. ¿Se van a cumplir mañana? ¿Después? Es un proceso, y en ese proceso nosotros tenemos que tener la voluntad de hacer periodismo.

La prensa, espacio de meditación y también para encantar

Usted es amante del periodismo al que llaman “incómodo”, que ha ejercitado en espacios como Hablando claro. ¿Qué importancia le concede a estos espacios dentro del periodismo al que se aspira llegar?

La prensa debe ser espacio de meditación, pero también el espacio para encantar, el lugar donde tú un día veas por televisión el vendedor de fritas de la esquina porque lo entrevistaste, y que no sea un aluvión de entrevistas a artistas que vienen a contar cómo les fue en su viaje. Me gustaría ver más gente del pueblo opinando. Yo defiendo mucho el espacio de la crítica pero todo a su medida. Si Radio Rebelde no tiene su novela, y si mantienes ese discurso de la opinión crítica toda la noche, el oyente se obstina, porque hay otras necesidades. Ahora, cuando falta el análisis crítico de la realidad, uno cada vez se aleja más de la vida y pierde el sentido de la utilidad.

A nosotros no nos puede temblar la mano para enjuiciar un problema que le está haciendo daño a la nación, porque cuando se oculta algo, se prolonga el plazo para su solución. Hace falta equilibrio para reconocer, por ejemplo, cuando una brigada constructora terminó una obra en tiempo, y para castigarlo cuando robó materiales. A ese rigor se tiene que sumar la prensa como la voz del pueblo y del Partido.

Fuente: Cubahora

Texto tomado de la web: http://www.cubaperiodistas.cu

Compartir:

Leer más

Annette Taddeo: “La corrupción es un problema muy grande y lo tenemos aquí mismo en Miami Dade”. Por: Edmundo García*

Annette Taddeo, Presidenta del Partido Demócrata en el Condado Miami Dade, Vicepresidenta del Partido Demócrata en la Florida e integrante del Comité Nacional.

Annette Taddeo, Presidenta del Partido Demócrata en el Condado Miami Dade, Vicepresidenta del Partido Demócrata en la Florida e integrante del Comité Nacional.

Entrevistada: Annette Taddeo, Presidenta del Partido Demócrata en el Condado Miami Dade.

Edmundo García: Tengo en línea a una invitada que ha crecido mucho políticamente desde que la conocí en el año 2008. Ya vamos para 6 años de eso. Entonces era una persona que pedía permiso, que casi se disculpaba cuando hablaba; en esa época realmente se estrenaba en lides políticas; y en lides políticas muy duras, nada menos que tratando de batir a la congresista del hoy Distrito 27 Ileana Ros-Letinen. Pero en estos 6 años esta persona ha tenido un amplísimo crecimiento desde el punto de vista político para el sur de la Florida, y creo que más allá. Se trata de la Presidenta del Partido Demócrata en el Condado Miami Dade Annette Taddeo. Buenas tardes Annette, muchas gracias por aceptar esta entrevista con La Tarde se Mueve.

Annette Taddeo: Con mucho gusto. Gracias. Disfruté mucho escuchando la presentación; es verdad.

EG: Es verdad. Tú recuerdas en el año 2008 cuan tímida tú eras… No es que no fueras resuelta, ni con resoluciones en tus pronunciamientos, pero aquella timidez que te embargaba… A uno casi le daba deseos de salir a hacer campaña por ti.

AT: Tímida nunca he sido, pero definitivamente era una novata en esto y, bueno, hablar contigo especialmente de temas cubanos no era algo de lo cual yo realmente estaba tan al tanto como para hacer eso; pero ya han pasado 6 años. Ahora me dedico mucho más al Partido Demócrata. A propósito no solo soy la Presidenta del Partido local, sino la Vicepresidenta del Partido a nivel estatal, y he sido nombrada al Comité Ejecutivo del Partido Demócrata a nivel nacional. Entonces tienes razón: he hecho mucho en estos 6 años.

EG: ¿A nivel estatal hay varios vicepresidentes o vicepresidentas o uno solo, o sola?

AT: Tenemos 4 vicepresidentes; y yo soy la única latina. O latino.

EG: ¿En el partido a nivel nacional de qué te estás encargando?

AT: A nivel nacional soy la Presidenta del Caucus Hispano a cargo de todos los estados del sur de Estados Unidos. Y también soy la Vicepresidenta del Small Business Council, soy una empresaria, y estoy a cargo de eso también a nivel nacional. Muchas cosas, muchos “sombreros”, como dicen.

EG: Annette, si tú tuvieses que enfocar, para sentirte satisfecha con tu trabajo en el Partido, la proyección hacia las elecciones del 2014, ¿cuáles son las metas que realmente deben ustedes cumplir para sentirse satisfechos?

AT: Respecto a las elecciones de noviembre del 2014 a lo que más le estamos poniendo atención, y que es sumamente importante para nosotros, no solamente como Partido sino como residentes de la Florida es llegar a tener otra vez la gobernación en nuestras manos; a pesar de que creo que nos vamos a demorar unos años sin tener muchos más asientos tanto en la Cámara Baja como en el Senado de la Florida, ya tener al gobernador sería algo maravilloso para nosotros en el sentido de poder negociar y llegar a algún lugar con estas leyes que no han funcionado para nuestro estado. Parte de la política, que se supone que es el arte de la negociación, desafortunadamente no vemos mucho de eso; pero para ser honesta, para mí, como persona de Miami Dade, como persona relativamente nueva en el Partido, mi meta personal es buscar candidatos a nivel local, a todos los niveles, que entiendan la diferencia entre ser un político y ser un servidor público, y que realmente se preocupen por hacer avanzar a la comunidad, al futuro mejor de los niños. Tenemos a muchas personas, y voy a ser honesta, en los dos Partidos, en el mío también, que están más interesados en el ego personal, en salir adelante ellos mismos y no realmente en representar al público. Entonces en ese sentido he estado buscando candidatos, yo misma los entrevisto y trato de que sean personas de buen corazón, con buenas intenciones. No significa que a lo mejor después salgan y el poder se les vaya a la cabeza, pero de todas maneras a mí me gustaría verlo, ojalá del otro lado pero al menos de este lado de los Demócratas, tengo la opción de poder entrevistar a personas y buscar a buenos candidatos y apoyarlos. Eso es lo que hemos estado haciendo y hemos estado ganando.

EG: ¿Ustedes ven posibilidades reales de que Charlie Crist le pueda ganar a Rick Scott en el 2014? Lo digo porque ustedes tienen números internos. Los números internos qué le dicen.

AT: No va a ser fácil. Yo estoy segura que esta va a ser, como todas las decisiones estatales, una campaña muy reñida; pero de algo sí estoy convencida y es que la decisión se va a hacer en Miami Dade.

EG: ¿Va a decidir?

AT: Sí, Miami Dade va a decidir la gobernación, así como Miami Dade decidió la presidencia y la dimos al Presidente Obama por segunda vez. En Miami Dade en el 2008, cuando yo estuve en la campaña, y en el 2012, nosotros subimos el número de personas que salieron a votar Demócrata. El número de Demócratas que salieron a votar fue de 60 mil, y él ganó por 60 mil votos en la Florida. Entonces es algo increíble que nosotros lográramos en Miami Dade y queremos continuar subiendo el número de votantes.

EG: Tú sabes qué me pasó ayer o antier con Charlie Crist Annette, pues me pasó algo que no me gustó, y lo tengo que decir públicamente. Charlie Crist hace unos años atrás fue muy contundente y tajante siendo Republicano en contra de los matrimonios gay; y ahora ha pedido disculpas y está a favor. Ese tipo de dualidad, yo no sé si lo hizo porque su conciencia se lo dicta o por la presión política o porque la posición del Partido Demócrata es mucho más flexible en este tema, pero realmente me pareció algo contraproducente. No sé si viste la declaración y cómo la percibes.

AT: Yo no oí la declaración pero ya sabía que él pensaba así, cuando pasó lo de la Corte Suprema él puso en su Facebook un comentario diciendo que le parecía buena la decisión, que ya era hora de que abriéramos nuestras mentes, algo más o menos así. La verdad es que… ¿Te acuerdas que el Presidente Obama también cambió de parecer? El Vicepresidente también hizo unos comentarios antes que el Presidente Obama, parece que se adelantó un poquito; el hecho es que muchos de estos políticos han evolucionado. Ojalá que eventualmente veamos a políticos del otro lado evolucionar en su manera de pensar. Yo siempre he pensado que es algo que debemos tener claro que ninguna persona es menos que otra persona, que todos tenemos derecho a hacer una familia o una pareja.

EG: Te quería preguntar, la manzana de la discordia es el distrito del Representante Joe García, ¿cómo ves tú las posibilidades de reelección del Representante Joe García en noviembre del 2014? Ya sé que tiene más de un millón, casi un millón y medio de dólares recogidos.

AT: A mí me parece que a Joe García será muy difícil sacarlo. Lo he visto personalmente y me he dado cuenta como él está realmente apasionado con su trabajo, le gusta y se nota su pasión por esta labor que está haciendo. Lo veo a cada momento en todos lados, con sus constituyentes, hablando con ellos, está por los cayos, yo no sé cómo tiene tiempo para hacer tanto; quizás no duerme.

EG: Más allá de las relaciones y posiciones partidistas, ¿tú crees que al Congresista Joe García le va a ser fácil, cómo tú lo ves?

AT: No va a ser fácil; quitándome el sombrero partidista y poniéndome el de analista política, mirando los números, yo no creo que van a lograr ganarle. Esta comunidad ha cambiado muchísimo, lo vimos con los votos al Presidente, no solamente los votos de los cubanos sino de los latinoamericanos, que votaron más del 75% por los Demócratas, y los cubanos casi el 50%. Entonces realmente si continuamos con esos números vamos a llegar muy lejos, y este estado de la Florida creo que en un futuro ya no va a ser un estado color morado sino un estado azul.

EG: ¿Cuando tú dices que consideras que no lo van a lograr te refieres a la intención de los Republicanos?

AT: Absolutamente. Yo sé que ellos van a tratar y los entiendo, creo que no va a ser fácil, y obviamente nosotros vamos a luchar para que eso no suceda; pero con respecto al Congresista Joe García, él está haciendo una labor excelente.

EG: Hablando de los cambios que tú hablas en la comunidad cubana, ya que han pasado todos estos años y ya tienes una comprensión del tema cubano, ¿tú crees que los congresistas federales Republicanos en el sur de la Florida realmente representan la nueva demografía de la comunidad cubanoamericana? Te pido que mires a los resultados del 2012, ¿tú crees que en el 2014 eso sigue siendo así?

AT: Desde el punto de vista de sacarlos no creo que sea tan fácil, ellos están ahí, es muy difícil sacar una persona después de que está electa, dímelo a mí… te va a sorprender que vaya a hablar un poco bien de ellos pero la verdad no se han ido tan al extremo, obviamente siguen en sus posiciones, pero es más asequible hablar con ellos y que vean el punto de vista en que las cosas han cambiado. Y ellos lo han visto, en los votos.

EG: Por ponerte un ejemplo, estos mimos congresistas se opusieron ferozmente durante la administración de George W. Bush a los viajes de cubanos y cubanoamericanos a ver a sus familiares en Cuba, se opusieron a las remesas, quisieron evitar cualquier tipo de contactos, definieron lo que era familia, muy hipócritamente porque ninguno de ellos tiene ni primos ni tíos, ni parientes ni amigos en Cuba… ¿Tú crees que ellos buscarían volver a eso mismo si ganan de nuevo? Tú crees que ese sector… Yo uso calificativos para ellos pero como te estoy entrevistando no quiero usarlos, pero realmente es un sector que en esta comunidad se les ve con posiciones de derecha muy extrema, ¿tú crees que realmente eso esté acorde con la nueva comunidad, con los votantes?

AT: Pero es que ellos tuvieron la oportunidad de seguir diciendo eso y ya no, han cambiado de parecer en muchísimas cosas, por eso yo digo que en la elección del 2008, a pesar de que ganaron, aprendieron mucho de esos votos y del pueblo. De hecho yo saqué más de 100 mil votos, en contra de alguien tan conocida y tan querida como Ileana Ros-Lehtinen, fue una lección y una señal de que tenía que abrir su mente. Lo han hecho, tengo que ser honesta; no lo ha hecho totalmente pero en cierto sentido están más dispuestos a escuchar otras opiniones.

EG: Por como hablas de Ileana Ros-Lehtinen creo que ya le perdonaste aquello del vasito de agua o la botellita de agua que te dio en el debate.

AT: Bueno, yo creo que ella me ha perdonado a mí el hecho de que le di bien duro en la mesa sobre el tema de los niños, que a propósito ella, el primer voto tras la elección, fue para extender ese seguro de salud de los niños que yo pedía, que ella después de 5 veces de haber votado en contra votó a favor. Entonces como quiero decir, hay ciertas cosas en las cuales escucharon al pueblo. Eso a mí me parece bueno y tengo que reconocerlo.

EG: Ha habido un grupo de escándalos de corrupción alrededor de legisladores, ya sea en Tallahassee, ya sea en el Congreso, creo que eso ayudó mucho al Congresista García a ganar las elecciones en el 2012, ¿van a volver ustedes a capitalizar como partido los fenómenos de corrupción que se han dado en legisladores en uno u otro estatus?

AT: La corrupción es un problema muy grande y lo tenemos aquí mismo en Miami Dade, y no pertenece ni a un partido ni al otro. Desafortunadamente para los Republicanos lo vemos más en ellos… Pero como te decía tenemos que tener más cuidado en quién se lanza, dónde se lanza, y si realmente en su corazón quieren el bienestar. Puede que no siempre estemos de acuerdo con un político en sus posiciones, pero el hecho es que sabemos que si está haciendo una decisión la está haciendo porque realmente está pensando en el bienestar del pueblo o está tomando liderazgo sobre algo que hay que hacer, y hay que respetar a las personas que están dispuestas a hacer eso. Desafortunadamente todavía tenemos personas electas que solamente están pensando en sí mismas o en los intereses especiales o en su bolsillo, y eso es un problema gravísimo, tenemos que poner más atención a eso.

EG: Hay una mayoría de cubanos en la Florida; hablo ya del estado de la Florida, y aquí en el Condado de Miami Dade, algunos no tienen la posibilidad de votar pero eventualmente se convertirán en votantes, que abogan por un cambio mayor de la política hacia Cuba, ¿ustedes creen que el Partido Demócrata estaría enfocado en capitalizar ese fenómeno, que se les va a convertir en votos, con una política de mayor apertura hacia Cuba?

AT: La verdad que yo creo que el Partido Demócrata tiene que continuar enfocándose en lo que está sucediendo en los Estados Unidos. Y eventualmente, los recién llegados no tanto pero ya después de ciertos años de estar aquí, todos, no importa de donde vengan, se dan cuenta que tienen que preocuparse mucho más por el bienestar de lo que sucede aquí y de la educación de aquí, de la salud de aquí, de todo, para que entonces podamos tener mucha más influencia internacional. Pero si las cosas no están bien aquí de nada sirve que hablemos de la influencia que vamos a tener en otros países. A mí me parece que los políticos deberían poner un poquito de más atención a las cosas domésticas.

EG: A eso iba. Por ejemplo, el Congresista Joe García habló de la posibilidad de la comercialización del Heberprot-P que es para el pie diabético, donde en miles de personas está probado que puede salvar, y que se probara y se comercializara este medicamento en Estados Unidos; incluso llegó a tener manifestaciones fuertes y fue furibundamente atacado por otros congresistas federales cubanoamericanos, a donde yo ahí sí los califico no solo de extrema derecha sino de fanáticos, de crueles, de insensibles; tanto a Ileana como a Mario que hacen ese papel. Porque este es un medicamento que lo que viene es a ayudar a personas que pueden perder una parte de su cuerpo, ¿cuál es su opinión al respecto, apoya usted la posición del Congresista Joe García sobre el medicamente Heberprot-P? ¿Qué opinión le merecen las actitudes que tuvieron los legisladores Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio con respecto a eso? Ellos no tienen el pie diabético, pero yo, y esta es opinión mía, estoy seguro que si ellos tuvieran el pie diabético y el médico les dice que el Herberprot-P hay que comprarlo en Cuba, ellos lo mandan a comprar en Cuba, ¿qué opinión le merecen estas actitudes en un tema de salud, y que incumbe a los ciudadanos norteamericanos?

AT: Desafortunadamente tú sabes que se vuelve una cosa política, y lo que el Congresista García quería hacer era ayudar a las personas de aquí, que les puede servir el medicamento; entonces, otra vez, tenemos que pensar un poquito más en el bienestar del pueblo al que representan, que está aquí, y no tanto en la política, en tantos años que llevan con una misma política. Me parece que la solución de Cuba no la vamos a encontrar de un día para otro; ¿cuántos años llevamos en esto?; más de los que yo he estado en este mundo y realmente me entristece mucho ver a los políticos usar esto como una manera de conseguir votos. Ya es hora de que empecemos a tener una discusión de verdad; yo personalmente me mantengo al tanto, obviamente vivo acá y me interesa muchísimo, y por ejemplo sigo a Yoani Sánchez y la leo, la conocí y estuve con ella en Washington, pero…

EG: A Yoani Sánchez, yo no se lo deseo, pero si ella tiene un problema de pie diabético le van a dar el Heberprot-P con las mismas facilidades que al más militante de los comunistas cubanos. Eso, quienes conocen a Cuba, disientan o coincidan, saben que es así. Ahora, tu posición, es que hay un grupo de cosas que se debe tratar de hacer, como esta que propuso el Congresista Joe García, ¿tú estarías apoyando eso?

AT: Me parece a mí que hay que escuchar diferentes opiniones, si lo que está ofreciendo el Congresista García son diferentes maneras de ayudar a nuestra comunidad acá, eso es lo que él está haciendo. Hay que mirar si hay cosas negativas; con respeto a la política hacia Cuba, conociéndolo a él, me imagino que él ya miró todas estas situaciones, y tomó la decisión que a él le parecía que era en el mejor interés de los estadounidenses.

EG: Pensando también en el sector empresarial al cual tú perteneces, en el sur de la Florida, qué opinión te merece la intención, porque se ha caído en las cortes, de sancionar por parte de la legislatura estatal, cosa que es además meterse en asuntos que no le corresponde, empresas extranjeras que operan en la Florida, legítimamente como Odebrecht, pero que también operan legítimamente en Cuba, ¿cuál es tu posición respecto a eso? ¿Tú crees que defender a esas empresas que hacen grandes inversiones aquí y deslindar eso de la relación con Cuba, y que no haya más persecuciones por parte de legisladores en Tallahassee y congresistas federales, tú crees que sería una posición que habría que afrontar?

AT: Hay que afrontarla. Esa es una posición que yo he hablado de ella y que a mí me parece un crimen. Otra vez: usar la política para recibir votos de ciertos sectores, especialmente de personas cubanas de gran alta edad, simplemente por hecho de que eso les conviene; y lo que nos conviene a nosotros es realmente entender cuál es la relación de esta compañía, por ejemplo Odebrecht, es realmente una subsidiaria (como la que lo está haciendo allá) de una empresa de Brasil y lo que están haciendo esas legislaciones que mencionaste es perjudicándonos a nosotros. Ese circuito que está haciendo Odebrecht en el Aeropuerto de Miami es importante para nosotros, también por el hecho de que crearía 9 mil empleos, en un lugar como Miami Dade donde tenemos el desempleo más alto en todo el estado de la Florida, a mí me parece que 9 mil empleos sería algo maravilloso. También quiero que la gente sepa que 500 mil millones de dólares es lo que está invirtiendo esta compañía en este proyecto, es una cosa increíble que estamos dejando dinero en la mesa, y también dejando empleos en la mesa, simplemente porque algunos quieren conseguir algunos votos. Eso es lo que estoy hablando siempre, que me parece a mí el colmo, la gente parece que se mete a la política, se le va a la cabeza y no quiere dejar sus puestos y entonces quieren salir electos otra vez y salen con la politiquería y eso es muy triste.

EG: Se están abriendo negocios en Cuba, esto no es ningún secreto, aperturas como resultado de una actualización económica; muchos analistas en Estados Unidos, gente seria, piensan que Estados Unidos está perdiendo oportunidades en varias esferas como la biotecnología, el puerto de Mariel, el turismo, el petróleo…

AT: Sí, sí, sí, pero…

EG: La pregunta es esta: dadas las condiciones para que hombres de negocios del sur de la Florida inviertan en Cuba, ¿estarías de acuerdo en que eso se permitiera?

AT: Bueno, las condiciones es lo primordial en esto que me acabas de preguntar. Porque yo soy de la opinión, y en ese sentido voy a hablar como si fuera Ileana o Mario o Joe García, realmente tienen que dejar a todos estos prisioneros simplemente porque tienen diferencias de opinión, no deberían estar en la cárcel, no deberían perseguirlos. Tenemos un americano en la cárcel en este momento allá en Cuba; o sea, hay muchas cosas que están en la vía para nosotros poder llegar a eso; y por eso digo, las condiciones… ojalá, sería maravilloso, pero las condiciones para mí es la libertad de poder elegir a la persona que decida, simplemente tener una opción, y poder hablar libremente, y no ir a la cárcel simplemente porque tienes una opinión diferente.

EG: Annette, ¿tú puedes mencionarme un nombre de alguien que esté, por sus ideas, no por actos ni por subversión, por sus ideas, de alguien que esté preso en Cuba ahora mismo? Un nombre, un solo nombre.

AT: Pero… El americano, ellos dicen que está allí porque estaba trabajando para los Estados Unidos con lo de los celulares, pero no debería estar en la cárcel simplemente porque estaba haciendo una labor; o sea, esto es increíble que pongan a la gente en la cárcel; ahora tú quieres que diga el nombre, muchos de los que hemos visto aquí, que ya están libres, que han venido acá, y que están ahora viviendo acá, eran de las personas que llevaron a la cárcel.

EG: ¿Qué pasaría si el embajador de Cuba en Washington comienza a repartir dinero a personas cuya agenda, y además la agenda del embajador de Cuba, sea subvertir y derrocar el gobierno de Estados Unidos e imponerle una política? ¿Qué haría Estados Unidos frente a eso?

AT: Sí pero tú eres de la mentalidad de que no deberíamos hacer eso, pero lo hacemos por todas partes del mundo, y no lo hacemos de la manera como tú lo estás diciendo, a mí me parece que lo que nosotros hacemos es tratar de ayudar a que la gente dentro de su propio pueblo pueda tener libertad como la tenemos en este momento. Yo obviamente no soy de la misma mentalidad tuya pero me alegro mucho que estés en un país donde puedas decir tu opinión.

EG: Alan Gross, que tú acabas de mencionar, primero, hay muchas cosas demostradas que la propia comunidad judía norteamericana, y la propia esposa Judy Gross ha entendido que aquí hay un asunto real, y el propio Alan Gross lo ha entendido aunque la prensa aquí no lo difunda, que realmente estaba usando tecnología militar, que incluso es delito usarla en Estados Unidos. La comunidad judía tenía acceso a internet en Cuba; si una comunidad tuvo acceso a Internet de forma privilegiada en Cuba fue la comunidad judía. La tecnología que estaba instalando Alan Gross que es un experto en esto, un subcontratista que cobraba 600 mil dólares de la USAID, de una agencia vinculada al Departamento de Estado, era tecnología militar incluso restringida en los Estados Unidos; nada que vendan en Radio Shack ni en Office Depot; pero aún así, Cuba está dispuesta a conversar acerca de todos los temas con el gobierno de Estados Unidos. ¿Estarías tú de acuerdo, que eres una mujer plural y que aceptas el debate y el diálogo, en que se sienten sin precondiciones, a partir de todas las diferencias que tengan, en que Estados Unidos y Cuba se sienten a conversar?

AT: Yo no creo que este es un tema en el cual esté suficientemente preparada para decirte si estoy de acuerdo o no estoy de acuerdo, lo que yo sé es lo que yo he leído y formo mi opinión que estoy de acuerdo y es que él no debería estar en la cárcel y sé que los Estados Unidos ha tratado de cierta manera, diferentes opiniones hay, pero a mí sí me parece tremendo que él siga allí, enfermo, y que no sale. Hasta que él no salga y muchos otros que están allí, no va a funcionar ningún diálogo.

EG: Podemos ratificar eso que tú me has dicho: Tú la información que tienes es lo que has leído en Miami.

AT: Bueno, yo solo no leo de Miami. Yo leo los periódicos nacionales, los periódicos de otros lugares, de Washington, de Nueva York, no me dedico solamente a lo de Miami. En ese sentido soy muy abierta; pero tengo que ser honesta: yo no leo lo que dice Cuba. Yo no soy… lo único que leo es Yoani Sánchez. Y para ser honesta, he tenido conversaciones con Yoani, y me ha parecido que he aprendido mucho a través de lo que ella ha vivido.

EG: Yo no voy a entrar contigo en una discusión sobre Yoani Sánchez, sobre la que yo tengo posiciones muy fuertes. Yo no solo he leído a Yoani Sánchez, yo he estudiado, he hecho una especialización, un postgrado, un máster en Yoani, y yo no me voy a meter en una discusión donde evidentemente mi objetivo no es tener una incordialidad contigo, tampoco te voy a atropellar con datos irrefutables que realmente… no es mi objetivo en esta entrevista ponerte en esa posición, pero pudiera ser en otro momento, si realmente quieres hablar sobre Yoani Sánchez yo te voy a poner la baraja sobre la mesa, los caracoles en el Itá, pero como estás en desventaja para descurtir ese tema, yo voy a pasar a otro: Qué opinion tienes del papel, reconocido por el Presidente Juan Manuel Santos, tú eres colombo americana, de reconocimiento al papel jugado por Cuba en proceso de paz, palabras de Juan Manuel Santos, que incluso abogó por el levantamiento de las sanciones norteamericanas a Cuba, pero además agradece a Cuba, agradece a Fidel, agradece al gobierno la paz, primero con el ELN y después con las FARC, que parece que va a continuar avanzando y que si lo llevan a referendo en Colombia pues los colombianos votarían porque continuara ese proceso de búsqueda de la paz donde Cuba ha jugado un papel de equilibrio extraordinario en la mediación, ¿qué opiniones te merece ese proceso de paz?

AT: Me parece muy interesante, estoy de acuerdo con el Presidente de Colombia de que hay que tratar; y es difícil, es una situación difícil. Yo viví muchas situaciones y esos tiempos muy difíciles con las FARC, ellos ahora están mucho más debilitados, el momento está correcto para tratar de lograr la paz en Colombia y sería un ejemplo de lo que se puede lograr en otros países, lo que está haciendo Santos; sin embargo, tengo mis dudas simplemente porque están ahí Cuba y Venezuela, pero quiero darle la oportunidad y si él puede lograrlo sería algo maravilloso; no solamente para Colombia sino para todo el hemisferio. Como te dije, estoy dispuesta a escuchar otros puntos de vista, pero yo no estoy ahí en esa mesa viendo lo que pasa.

EG: Tú tampoco estás en la Casa Blanca y tienes opiniones sobre el Presidente Obama. Ahora, tú no estás en la Casa de Nariño… pero si la casa de Nariño te dice que eso va bien, que los cubanos son fundamentales en que se termine la guerra en Colombia, te lo dice el gobierno, te lo dice el congreso de Colombia y te lo dice el pueblo colombiano, ¿tú entonces estarías, en tu parte colombiana, agradecida del papel que ha jugado Cuba en este proceso de paz?

AT: Yo estaría agradecida con el Presidente de Colombia por haberlo logrado, y me gustaría que lo logren, pero yo no le daría tanto crédito a Cuba. No.

EG: El que se lo está dando es Juan Manuel Santos.

AT: Yo entiendo todo eso pero yo no creo que se merezcan tanto crédito.

EG: Annette, ¿te presentarías nuevamente como candidata a un distrito, al 27, te lanzarías nuevamente contra Ileana Ros-Lehtinen?

AT: No, en este momento no tengo planes de hacer eso, en este momento no tengo ni siquiera planes de ser candidata este año, mis planes son trabajar fuertemente para que otras personas salgan electas, y eso es lo que he estado haciendo. Ya ganamos dos elecciones: la de alcalde de Homestead, y una para comisionada en Miami Beach, y ahora acabamos de presentar una candidata para la comisión de Miami Dade, esta misma semana se lanzó; entonces realmente estamos mirando a diferentes lugares a donde podamos tener candidatos buenos, candidatos que realmente les interese el pueblo, y eso es lo que yo quiero hacer este año. Ahora, eso no significa que las cosas no cambien.

EG: Te voy a poner un escenario hipotético. Hubo un rumor, incluso te voy a dar una información que no era correría de pasillo, una información confirmada; yo tuve … muchos tuvimos información de que Ileana Ros-Lehtinen realmente no tenía intención de buscar una nueva reelección; que realmente si lo hace es porque el Partido Republicano no tiene con quien ganar el distrito 27 si no es con ella, pero que realmente ella ya estaba como agotada, y que entre las cartas que se barajaban es que si eso ocurría los Republicanos no tendrían a nadie que pudiera ganarte a ti en ese distrito.

AT: Sí, pero yo no creo que ella realmente quiera retirarse… bueno, ya dijo que va para la reelección. Pero yo a ella no la veo saliendo de ahí por mucho tiempo. Ahora, si los Demócratas llegan a obtener otra vez el poder en la Cámara de Representantes a lo mejor sí porque según tengo entendido no es muy divertido estar en la minoría, y especialmente para ella que es una de las líderes en el Comité de Relaciones Internacionales, entonces sería difícil para ella quedarse allí después de eso. Tienes toda la razón, ese distrito va a ser muy difícil para el Partido Republicano mantenerlo si la candidata no es Ileana Ros-Lehtinen.

EG: Bueno, entonces en un momento hipotético, a lo mejor no es en este noviembre, pero a lo mejor dentro de dos años, en el momento en que Ileana Ros-Lehtinen decida no correr, ¿tú si te lanzarías por el distrito?

AT: Si estoy disponible. Yo no sé lo que va a suceder; hay otras oportunidades y recibo muchas llamadas para otras contiendas estatales; entonces no sé lo que estaría haciendo en ese momento.

EG: Pero tú quisieras ser congresista federal Annette, ¿sí o no?

AT: Obviamente. Lo quise ser y me encantaría la oportunidad; pero como digo, también hay otras cosas y otros lugares donde puedo usar mi experiencia como empresaria, y madre, y líder de comunidad para poder traer diferentes opiniones a la mesa.

EG: ¿Y si te llaman a Washington a formar parte del gobierno?

AT: Para la posición correcta a lo mejor, pero mudarme no es mi intención en este momento. Me gusta mucho vivir acá.

EG: ¿Tú crees que la candidata presidencial va a ser Hillary Clinton, por el Partido Demócrata?

AT: Ojalá que sí, yo no sé si ella ha tomado una decisión todavía, pero me encantaría no solamente porque es mujer y porque es muy capaz, sino porque sería una Presidenta excelente.

EG: Hoy se derrumbó, hoy ha habido un escándalo fuerte con quien se suponía que podía ser el contrincante, porque es una persona moderada, para Hillary, que es el gobernador Republicano de New Jersey Chris Christie, que ha tenido un descalabro que le pudiera costar la candidatura para la presidencia si es que la busca.

AT: Tú sabes, es muy triste esto pues él lleva diciendo desde hace ya bastante tiempo que no tenía nada que ver con esto, que los periódicos estaban inventando esto y lo otro, y ahora pues salieron las pruebas de que las personas que trabajan para él estaban bien involucradas y que realmente lo hicieron, para dejarle saber a uno de los alcaldes de una de las ciudades del estado de New Jersey que no estuvo bien que no apoyara al gobernador Christie para la reelección, eso es tristísimo; a mí me parece tristísimo para el país, tristísimo para él…

EG: Y tristísimo además para la mayoría moderada Republicana que veía en él la única persona posible para enfrentar a Hillary Clinton en el 2016.

AT: La razón por la que veían en él una opción es porque viene de un estado Demócrata, y no es fácil para un Republicano ganar en New Jersey; pero acuérdate que una de las razones por las que ha sido muy popular y que ha ganado allá es porque parece una persona muy directa, muy honesta se supone, y ahora nos enteramos que muchas de las cosas que estaba haciendo y que lleva mucho tiempo con esa apariencia de decir las cosas como son, a lo mejor es porque es un poco como un “bully” (intimidador).

EG: Los propios candidatos Republicanos lo harían explotar en medio de los debates que se hacen para la nominación. Yo he oído decir que lo único que pudiera impedir que Hillary Clinton fuera la candidata seria su salud; ya ella tiene una edad considerable, aunque Reagan llegó con más años a la Casa Blanca, ¿es eso realmente lo que les preocupa a los Demócratas, que Hillary tenga salud como para poder ir a la contienda?

AT: Según yo tengo entendido no hay ningún problema de salud, lo que le sucedió fue algo de momento y no algo que se quedó con ella; y como tú acabas decir, sería un año más joven que cuando Reagan llegó a la Casa Blanca. A mi parece de todas maneras que las mujeres, esto no es nada en contra de los hombres, pero la ciencia ha demostrado que las mujeres viven mucho más y que mantenernos el cerebro mucho más tiempo en funciones, así que creo que una mujer de más alta edad no es tanto problema como un hombre.

EG: Pero ese concepto del patriarcado en la política norteamericana, ¿crees que apoyaría a una mujer que ya estaría en los 69 años?

AT: Yo soy una de las personas que jamás nos imaginamos que primero íbamos a tener un Presidente afroamericano que a una mujer. Yo realmente pensaba que, a pesar de que yo he conocido tanto el racismo como gente que discrimina porque una sea una mujer, yo siempre pensé que el racismo era mucho más fuerte que el sentimiento hacia las mujeres, y obviamente quedé francamente asombrada cuando el que ganó fue un afroamericano. Eso para mí fue tremendo porque yo no me lo imaginaba, personalmente he experimentado mucho más racismo que el ser discriminada por ser una mujer.

EG: ¿Tú has sentido eso Annette? En este proceso del 2008 hacia acá, ¿tú te has sentido discriminada por el hecho de ser mujer aquí en la política norteamericana?

AT: Políticamente me parece que los dos partidos… definitivamente el nuestro es mucho mejor, el Partido Demócrata es mucho mejor hacia las mujeres, pero definitivamente ha sido por muchísimo tiempo que los dos partidos no habían tenido suficientes mujeres, y no tenemos suficientes hispanos, afroamericanos un poquito más, pero tiene que ver con la manera en que los mapas se han dibujado y entonces se ha podido elegir a ciertas personas de ciertas áreas. Pero el liderazgo de los dos partidos siempre ha sido la mayoría del tiempo blancos y hombres.

EG: ¿A ti te ha tocado, has dicho, “bueno, me están discriminando”?

AT: Muchísimas veces, en los Estados Unidos; recuérdate que yo fui a universidades…

EG: Ya como política.

AT: No tanto, pero sí me he dado cuenta y una de las cosas que yo he tratado de cambiar dentro de mi propio partido, y ahora tenemos mujeres, tanto a nivel nacional (Debbie Wasserman Schultz) como a nivel estatal (Allison Tant) dirigiendo; o sea que hay muchísimas mujeres, pero a mí me parece que no tenemos suficientes hispanos, necesitamos a más hispanos en el Partido Demócrata.

EG: ¿Qué posibilidad tú ves de que los Demócratas ganen la Cámara en el 2014?

AT: No, no creo que vayamos a ganar la Cámara.

EG: ¿Y van a acortar la distancia?

AT: Sí, definitivamente. No te quepa la más mínima duda.

EG: ¿Entonces tenemos John Boehner por dos años más?

AT: Sí. Yo soy de la opinión que sí.

EG: Hoy terminaron unas conversaciones, ambas partes han salido satisfechas, declaraciones muy escuetas, conversaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos; el Presidente Obama habló de cambiar la política hacia Cuba, de ser más creativos, están habiendo contactos, el Secretario de Estado Kerry dijo incluso que están habiendo conversaciones fuera de las cámaras, la diplomacia secreta o al menos discreta. ¿Tú crees que el Presidente Obama, el primer afroamericano, que viene de un proceso social serio aunque a veces se desencanten sí lo tiene ahí, y lo tiene además en la conciencia de su esposa, tú crees que el Presidente Obama va a mover ficha? Porque tanto Brookings Institution como Lexington Institute, dos tanques de pensamiento con posiciones aparentemente diferentes, piensan que la influencia de Estados Unidos en América Latina, y el equilibrio de la posición norteamericana e incluso el prestigio que haya perdido en su influencia en América Latina no pasa si no mueve fichas con Cuba. Aunque yo sé que la política exterior no es tu fuerte, ¿tú crees que en estos tres años Obama pueda dar alguna sorpresa que muchos esperamos, incluyéndome a mí?

AT: Yo no he visto en él a alguien que esté lleno de sorpresas. Así que algo muy fuerte no creo, tengo que ser honesta, pero yo no estoy ahí…

EG: Por ejemplo, hay un paso, el tema el bloqueo. El tema del bloqueo a Cuba o embargo o como le quieran llamar, está supeditado a la codificación del Congreso, es un proceso lento, eso no se acaba en un día, ni en un año, ni en dos. Pero una medida presidencial, que está en la Constitución de los padres fundadores de los Estados Unidos, está en lo que dijo George Washington, Jefferson, en lo que dijeron los fundadores, la libertad de movimiento de los norteamericanos, un paso nada más como decir, como lo hizo Carter o en su momento lo hizo Clinton: Los norteamericanos pueden viajar sin licencia a Cuba. Eso es realmente, y lo sabe la extrema derecha cubana, que eso no es que les van a tumbar el embargo pero los va a poner a bailar en una cuerda floja. ¿Tú crees que el Presidente en estos tres años tomaría una posición como la tomó Clinton o como la tomó Carter?

AT: Primero que todo yo estoy dando mi opinión, no por conocimiento de esto, porque realmente no estoy involucrada. Yo soy miembro del Partido, en el Partido no se hacen decisiones de esa clase, de dentro del gobierno, no tenemos nada que ver con eso, pero mi opinión de lo que conozco del Presidente Obama no creo porque él no ha sido alguien que se ha ido… por eso muchos dicen que están desilusionados: pues están desilusionados porque realmente ha sido un presidente de centro; aunque si tú escuchas la radio de la extrema derecha ellos dicen que es tremendo comunista; pero me he dado cuenta que es de centro y no creo que va a salirse de ese centro haciendo algo drástico.

EG: Annette, si no estuvieras en la posición política en que estás, ¿te gustaría ir a Cuba aunque sea para conocer y hablar y pasear con Yoani Sánchez?

AT: Bueno, yo fui a Guantánamo. Así que, eso es Cuba.

EG: No, no, Cuba, Cuba, territorio soberano de Cuba. ¿Te gustaría ir al territorio soberano de Cuba?

AT: Algún día…

EG: También me podrías contestar no, porque Yoani viene, y entonces ahí yo tenía la pregunta, ¿entonces fue buena la reforma migratoria que hicieron los cubanos a principios del año pasado? ¿Fue buena la reforma?

AT: A mí me parece maravilloso que dejen salir a la gente y que podamos escuchar diferentes opiniones, y saber cómo realmente viven allí. O sea para nosotros, los que no vamos a visitar, y yo pienso que eso no sería correcto mientras que Cuba no sea libre.

EG: Esa es otra discusión. Pero bueno… yo estoy en un plan cordial. Annette, ¿estás apoyando a alguien me han dicho, en el centro, para un escaño no sé si federal o estatal, de apellido medio italiano, a una mujer creo?

AT: Bueno… a Alex Sink para el Congreso, en este momento que hay reemplazar al Representante Bill Young.

EG: Yo creo que tú de forma muy cautelosa, creciendo, porque realmente has crecido mucho políticamente, yo creo que tú estás esperando el momento adecuado para convertirte en Congresista Federal; y más allá de posiciones que tú y yo no compartamos, creo que vas a convertirte en una congresista que puede moverse en posiciones constructivas no solo para este estado sino para los intereses de una mejor visión de Estados Unidos en el mundo y en América Latina. Yo te veo bastante liberal, ¿tú te ves así?

AT: En ciertas cosas lo soy y en ciertas cosas soy un poco conservadora. Lo admito, al punto en que obviamente… me crié en Colombia con un padre norteamericano de New Jersey, así que tengo una mezcla bien difícil, y la honestidad, yo creo que a veces digo las cosas como son y como realmente me siento; eso viene de mi padre de New Jersey, del lado italiano. Te agradezco que digas eso, yo sé que lo que quiero es ver a personas electas que realmente se preocupen por la comunidad y que tengan un futuro y que nos lleven adelante y no tengo que ser yo; estoy muy contenta en este momento reclutando candidatos buenos, quiero ver a más hispanos dentro del Partido Demócrata, quiero ver a más mujeres, a pesar de que ya tenemos bastantes no tenemos suficientes mujeres electas; es mucho más difícil para la mujer tomar esa decisión, y creo que los hispanos necesitan muchas más voces hispanas electas. En la Florida desafortunadamente la mayoría de los que tenemos son Republicanos, y no están representando a toda la comunidad; y en Miami Dade es increíble lo que sucede, tenemos que el 43% de Miami Dade es Demócrata mientras el 28% es Republicano, pero si tú ves a los electos la mayoría son Republicanos, es inexcusable.

EG: Una última pregunta. Todo parece indicar que ya el Comité Nacional Republicano va a apoyar a Carlos Curbelo contra Joe García. Yo de todas formas sigo pensando que Joe Martínez es una persona con más trayectoria que Carlos Curbelo, ¿a ustedes les preocupa Carlos Curbelo frente a Joe García?

AT: No. Y la razón por la que a mí no me preocupa es porque Carlos Curbelo es un cabildero, que en este momento está en la Junta Escolar, y él mismo representa muchas de las compañías que están recibiendo contratos para lo que nosotros pasamos ese impuesto, para arreglar las escuelas, que obviamente es muy necesario pero me parece incorrecto que alguien esté corriendo para ser electo y también esté representando a las compañías que pretenden conseguir contratos. Entonces, cuando tenemos a alguien que personalmente se puede beneficiar de un puesto político, no me parece que ese es un candidato que la gente quiere, ese no es el candidato correcto.

EG: Y en un tema que es importantísimo como es la educación de los niños.

AT: Claro, nosotros no invertimos suficiente en la educación de los niños, pero también hay mucha gente que se está engordando los bolsillos a través de esa misma educación.

EG: ¿Y Joe Martínez?

AT: Joe Martínez tampoco creo. En el sentido de que fue candidato para alcalde del condado y no le fue bien, pero no solamente eso sino que en este momento cualquier persona que haya sido parte de lo que está sucediendo en el condado la gente lo ve como un político más, por eso no lo veo como un candidato fuerte.

EG: Annette, te doy las gracias por otorgar esta importante entrevista a un medio alternativo como La Tarde se mueve.

AT: Muchas gracias a ti, aunque sé que no pesamos igual, gracias por tu entrevista.

EG: Muchas gracias a Annette Taddeo y al público. Nos vemos mañana como siempre a las 5:00 en La tarde se mueve.

Texto tomado del blog: http://cubanitoencuba.com

Edmund García*Periodista cubano independiente residente en EE.UU. Conductor del programa “La Tarde se Mueve”. www.latardesemueve.com

Compartir:

Leer más
Page 5 of 17« First...«34567»10...Last »