Cientos de abrazos para Agustín Bejarano. Por: Orisel Garpar*

Nuestro apoyo a Agustín Bejarano/ Cubainformación/ Interperiodismo Digital

 “Yo tengo más que el leopardo,

porque tengo un buen amigo”

José Martí.

 

Mientras repaso una y otra vez los cientos de mensajes de ilustres personalidades enviados desde lugares distantes del universo a mi amigo y hermano Agustín Bejarano una sensación de regocijo pleno invade mi alma, sé que esa misma sensación acompaña los días de Agustín retenido en Miami en espera de ese juicio justo en que confiamos todos. Coinciden todos en el criterio del descomunal artista que es -más contundente aún- coinciden todos en el criterio del inmenso ser humano que porta su modesta figura.

Y a pesar de la tristeza que nos embarga a todos por la absurda situación que hoy junto a él atravesamos no puedo más que disfrutar de la satisfacción que me provoca el  haber cruzado en el camino de su vida, un camino que vislumbro ha de proseguir de cosas sencillas y hermosas colmado una vez que recorramos las sombras que hoy pretenden manchar nuestra dignidad, y digo nuestra porque aquello que se cierne hoy sobre la dignidad de Agustín Bejarano se cierne sobre la dignidad de todos los que por la integridad de su honor hemos cerrado fila.

Releo entre cientos de mensajes estas bellas palabras de Reinaldo Echemendía Estrada, Director del Ballet Folklórico de Camagüey, músico, coreógrafo, profesor, y folklorista: “Creo en el amigo, en el hombre, en el artista, y en el Agramontino que sabe lo que para nosotros significa la palabra “VERGÜENZA”, que con tanta honestidad nos ha invadido con su buen hacer artístico, llenándonos de sensaciones tan bellas, que será imposible ver una mancha tan abominable como la que hoy tratan de poner en una vida llena de hermosas acciones como la suya y la de su obra. Nunca podrán ir de la mano la infamia y el amor; y  amor es la fuerte energía que desborda su vida. La luz siempre se hará por más sombras y tinieblas que en su camino han emboscado, porque al final como dice un canto espiritista de nuestro folklor: “la luz, la fe, la unión, radia la luz, poder divino, radia la luz espiritual”.

Las sentidas y poéticas palabras de François Fuchsbauerel Poeta de Strasbourg, enviadas desde Francia: “Mi amigo, en el universo de los seres humanos lo que te  pasó es terrible, y al ver el apoyo que tienes de tantos hombres ilustres, solo puede existir la interrogación y el escalofrío de la soledad. No olvides nada del pasado y tampoco del presente  pues estás construyendo tu futuro,  en el cual quiero encontrarte y compartir en la vida y en el arte total. Hay que resistir y tener confianza en que la vida se iluminará en poco tiempo y que regresarás dentro de tu familia que sabe el padre que eres. Aunque te escribo de tan lejos no dejo de pensar que en tanto no estés libre yo no podré ser feliz. Desde Francia donde el cielo llora ante el crepúsculo de sangre. Francoy”

Este breve mensaje de Eberto García Abreu, Licenciado en Teatrología y Dramaturgia, Crítico, Profesor e Investigador cubano “Para ti y para tu familia, querido Bejarano, mi apoyo también incondicional. Es absurdo y abusivo todo lo que está sucediendo. Para un hombre como tú, limpio y esencial, como te recuerdo de nuestros tiempos del ISA y de otros encuentros posteriores, la verdad y la calma se impondrán definitivamente. Nadie podrá privarte de tu familia, tu libertad y de toda la obra hermosa y humana que aún está por llegar.”

El de la coleccionista de arte Louise de Bode-Olton desde Curazao “Que noticia más triste… Conozco a Agustín y a Aziyadé como personas muy nobles y con un amor muy grande por su país y el  arte. Ellos fueron unos de los primeros artistas que he conocido cuando yo llegué a Cuba en el año 2003. Estoy muy triste por esta noticia y tengo a todos en mis oraciones.”

Las profundas y comprometidas palabras de Ileana Sánchez Hing, destacada artista de la plástica, desde Camagüey, Cuba “…Lo conozco desde niño, organicé su primera exposición cuando aún era estudiante, lo vi crecer, hacerse hombre, casarse, ser esposo, ser padre amoroso, buen amigo, ayudar a su familia, cuidar de su mamá, de sus hermanos, y a todos los que le tocamos su puerta, siempre apoyando a los artistas de este su pueblo, alegre, dicharachero, feliz, enamorado de la vida… fuimos juntos a muchos salones, eventos, nuestra amistad continuó creciendo… su casa fue siempre un refugio para todos sus amigos, nuestras obras se guardaron muchas veces en su taller, sus amigos siempre fueron amigos de todos, su familia es familia de todos.

Las que así de firme dirige a Agustín Bejarano el escultor y profesor del Instituto Superior de Arte de La Habana Tomás Lara Franquis, quien fuera su maestro,Desde mi condición humana creo firmemente en los más puros y nobles valores que identifican a las buenas personas, por ello,  humildemente me uno a todos los que te apoyan en tan difícil momento de tu vida. No albergo la menor duda sobre tu inocencia y confío en que toda esta energía positiva que enviamos hacia tu persona, ilumine la VERDAD y que su luz permita a la JUSTICIA ver la excelente calidad humana que te caracteriza.”

Tiernas, de amor y humanidad llenas las de la Dra. en Bellas Artes María Elena Soto, que también fuera profesora del ISA de Agustín Bejarano “Tiendo ahora mismo mi mano y me acerco a tu persona, siento tu dolor y deseo fervientemente que no dejes de dibujar, de escribir, de seguir expresándote por el medio que halles pues te necesitamos. ¿O es que acaso alguna vez no fue útil la belleza? Gracias por brindarla a raudales. Me honra conocerte. Y me duele lo feo como una herida (siempre viaja conmigo nuestro José Martí).”

Las de Juan Armando Penalba González profesor del Instituto Superior de Arte de La Habana en Carta de un profesor en defensa de su alumno dice “…conozco muy bien a Bejarano por haber sido su Profesor en el Instituto Superior de Arte (ISA) durante muchos años y haber estado posteriormente a su graduación relacionado con él y su familia, y durante estos más de 25 años no he visto absolutamente nada incorrecto en su conducta ni oído el menor comentario en este sentido. Agustín Bejarano es un verdadero ser humano, ejemplar en todos los aspectos, tanto en el arte como en la vida cotidiana y siempre dispuesto a ayudar a los demás, aún sin conocerlos.”

Y no menciono entre las anteriores las también sentidas, comprometidas y bellas voces de fraternidad enviadas por otros tantos de sus antiguos profesores, entre ellos, Luis Miguel Valdes, reconocido maestro de las artes plásticas, fundador y director de El Taller de Gráfica La Siempre Habana, Juan Garcés (profesor, maestro del dibujo y la pintura en Iberoamérica y el mundo, residente en España), Nelson Villalobos, (destacado pintor, uno de los artistas más importantes de la llamada generación de los ochenta), las de Ángel Alfaro, (prestigioso Maestro de la pintura y el grabado), Roberto Fernández, (profesor de la Escuela Vocacional de Arte de Camagüey), Raquel de la Santísima Ramírez Guerra, (profesora de Español y Literatura en la Escuela Nacional de Arte), entre otros.

También hermosas llegan desde EUA las palabras de Ernesto R. del Valle. Editor de la Revista Literaria GUATINí  “La batalla por el valor  humano se echa desde el mismo centro de la Condición Humana, no hay para más. Cuando esos valores quieren ser ultrajados, rotos, vencidos, salta a la palestra la Condición Humana y allí vence, quiérase o no, la verdad y la justicia. Muchos, pero muchos somos los que confiamos en ti, en tu hombría, no la hombría falsa y resuelta en lo viril ni en lo macho, sino en la hombría de lo humano, de la que somos herederos por vocación todos los cubanos, a lo largo de nuestra historia.” Y su Breve Mensaje a Martí, versos escritos desde lo más hondo de su ser para Agustín Bejarano “Yo voy a Martí que late en mi costado prolijo yo voy a él como un hijo que en honda pena se abate… Mira Apóstol la maldad que se cierne y prolifera mira que a la primavera le han robado su verdad. Tú que de infamias supiste, de agravios y de tormentos que no encontraste momentos y hasta injusticia sufriste Dime Martí, ¿cómo aflora de las pasiones más viles sentimientos tan serviles que hasta la justicia llora?”

Desde la República Dominicana Thimo Pimentel, artista gráfico, educador, fotógrafo y ceramista, relevante creador del quehacer artístico dominicano desde los años ´60 se dirige a Agustín en un desgarrador diálogo consigo mismo “Estoy orando por mí mismo, por el excelente amigo que de mí mismo soy, por el que los demás quieren y aprecian, por los que valoran mi obra artística, por el buen hijo que soy y el mejor padre que he sido. Quiero despertar de esta pesadilla y que siendo sueño, a mi alrededor vea cientos de cartas escritas por amigos entrañables que comprenden los terribles momentos por los que paso y pasa mi familia toda… Mi querido amigo… guarda estas líneas que desde lo más profundo de mi ser te ofrezco… nunca dejes de subir tus escaleras para pintar la esperanza.”

De optimismo y amor colmadas envía estas suyas Roberto Manzano poeta y ensayista, redactor principal de la Revista de Poesía AMNIOS, Premio Nicolás Guillén México 2004 y Premio Nicolás Guillén Cuba 2005 “Pero la solidaridad humana, la capacidad de amor, también es muy grande. Muy grande. Nuestro amor podrá más. Lo mantendrá protegido, y lo devolverá a la luz. Iremos estrechando nuestros anillos de amor, y lo salvaremos de todo. Tenemos que creer en esta fuerza. Es la fuerza del bien, que tiene derecho a la vida y el triunfo… ¡Cerremos cada vez con mayor energía nuestros anillos de luz!”

El mensaje del respetado y popular actor cubano Luis Alberto García “Durante años he sido amigo de Bejarano y Aziyadé, conozco a sus hijos y a buena parte del resto de su familia. He visitado en innumerables ocasiones la casa en la que viven y solo he visto y recibido en ella, respeto y cariño sin límites. Agustín es un hombre decente. Martiano. Artista grande.”

Impactante este otro mensaje para Aziyadé y Bejarano de Fernando Pérez, uno de los más talentosos y laureados directores cinematográficos de Cuba y de Latinoamérica “Todo mi apoyo y confianza y cariño para ustedes una vez más, es decir, siempre. La verdad se impondrá y crecerá como el árbol luminoso que pintó Agustín en su cristal del ICAIC* y que cada día vemos con más luz.”

Es imposible reunir en estas líneas el contenido de los cientos de correos de apoyo plenos de cariño y respeto que Agustín Bejarano ha recibido en todos estos meses, me quedo repasándolos uno por uno, leyendo detrás de sus líneas la historia de este artista cuya huella ha quedado plasmada en la vida de cada una de estas personalidades ilustres a quienes agradezco infinitamente me estén permitiendo el honor de compartir desde mi blog sus impresiones más íntimas acerca de Agustín.

No puedo terminar sin mencionar estas palabras extraídas de los múltiples mensajes enviados a Bejarano por el artista de la plástica camagüeyano Oscar Rodríguez Lasseria, un prestigioso maestro de la cerámica artística en Cuba y el mundo; dejo a la profunda mirada del lector las conclusiones “…en medio de tantas angustias y preocupaciones oraremos por ti, por el buen alumno,  por el excelente amigo, por el buen hijo y hermano, el hombre sencillo que deambula entre todos por las calles con su caluroso saludo, por el amoroso padre y esposo. Siempre estaremos contigo.”…“Los  que te queremos, somos un Ejército de Buenos Tiempos armados de optimismo y buena fe  con mucho amor…” “Ya no es Tiempo de desesperanzas, es de voluntades muchas, de las que crecen con  la dulce  agua  salida de los ojos en cada segundo por salvarte y premiarte con  la felicidad frente a ese absurdo espacio de Mal Tiempo que te han impuesto. Amigo de siempre;  Acuso encarecidamente a  ese Tiempo que  roba de tu juventud para no dejarte comparecer frente al cuadro, el oleo y el gesto de el pincel desde donde nos cantan tus escalinatas  de esperanzas, que por siempre serán, a pesar de ese Malvado Tiempo, Tu y Nuestra Gloria. Hoy, es otro día que te esperamos allí, en el primer escalón de tus lienzos, para elevarnos hasta  el fin, juntos, en un abrazo.”…“Lo que no tengo ni he tenido, es un mal recuerdo. Todo lo que  guardo y sé de ti es bueno. Entonces mi amigo, duerme en paz, porque tu vida está hecha de grandes y agradables recuerdos. Te abrazo agradecido de conocerte, te abrazo como a un hijo y hermano, te abrazo con el respeto del artista lleno de humanidad que siempre he conocido.”

ICAIC* Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográficas.

Cortesía de la autora.

 

Serie Los ritos del silencio. CCCXIII. Autor Agustín Bejarano. Técnica mixta sobre lienzo. 2006.

 

 

*(Villa Clara, Cuba, 12 de Junio de 1968). Licenciada en Artes Escénicas en la Universidad de las Artes, Ciudad Habana. Cuba 1985/90. Actriz, profesora de interpretación. Protagonista de la Primera Trilogía de Cine Independiente Cubano. Retratos suyos forman parte de la Exposición Nuevos Rostros de Madrid. Directora de Casting en AniuR Creativos Audiovisuales. Ha trabajado como actriz, docente y directora teatral en las compañías Teatro de la Villa, Teatro Escambray, Teatro Vivo de Cuba, entre otros. Ha impartido cursos y talleres para la formación de actores en Cuba, Canadá y España. Entre los premios obtenidos ostenta el Premio de Interpretación “Adria Santana” en el 10mo Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara.

www.oriselgaspar.net

 

Compartir:

Deja un comentario

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code
     
 

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *