Con el verso arado y el tiempo erguido… yo celebro. Por: Octavio Fraga Guerra*

Me hubiera gustado lucir mi blanca guayabera pero el frío en Madrid está que "pela".

Me hubiera gustado lucir mi blanca guayabera pero el frío en Madrid está que “pela”.

En estas últimas semanas me encontraba inmerso en un auténtico debate. El asunto es si publicaba una foto mía en el blog. El conflicto es que me siento distante de saborear lo público, que entraña violentar algo tan preciado para mí como es la privacidad. O el andar inadvertido por los derroteros de la vida y el tiempo.

Soy un crítico tenaz de lo edulcorado y lo nocivamente mediático. Un “escenario” que los mass media construyen jerarquizando lo mediocre, lo vacio. Por tanto, en esa otra zona tampoco me interesa estar. Esta esencial idea, no entra en contradicción cuando se trata de “dar la cara” para promover valores, principios e ideas humanistas. Obviamente respeto los que asumen el poner su rostro como una manera de socializar o construir nuevos derroteros.

Sin embargo, ante excepcionales razones rompo esta idea. Más de una vez, los lectores de CineReverso y los amigo/as de las redes sociales con los que habitualmente comparto contenidos, me han “reclamado” hacer pública una foto mía como si de un actor de cine se tratara. Lo han hecho en tono interrogativo, de respetuosa curiosidad.

Ciertamente esas peticiones me han causado sana risa, entendiendo que esconden una suerte de curiosidad ante la sobresaliente presencia de José Martí en mi blog, en Facebook y en Twitter. Y es que nuestro Héroe Nacional entraña para mí lo más lúcido y elevado de lo cubano.

Por tanto, he querido poner mi foto en mi blog, para celebrar, agradecer y felicitar. Y lo hago ante los grandiosos momentos de júbilo y unidad que la nación cubana celebra y que yo comparto.

Brindo con todas mis fuerzas por el regreso de los Cinco Héroes de la República de Cuba a nuestra casa. Los patriotas Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González. Esta victoria ha sido posible por la constancia, la entereza y el compromiso de los millones de cubanos y cubanas que no abandonan a sus hijos. Esta transcendental victoria, ha sido gestada y conducida con sabia y aplomo por el Comandante de la Revolución Fidel Castro Ruz y la lúcida continuidad de nuestro presidente, el compañero Raúl Castro Ruz.

Es justo reconocer y agradecer ante esta gesta, la incansable colaboración del prestigioso movimiento internacional de solidaridad con Cuba, que como hermanos estuvieron siempre en esta justa causa. Una batalla ganada por la justicia, por la verdad y el compromiso, ante cinco hombres que lo dieron todo para que la paz y el bienestar de una isla solidaria, humilde y empeñada, siga siendo la aurora de cada amanecer. De un pueblo que no ha dejado de soñar.

Aplaudo también, el acuerdo entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos de establecer relaciones diplomáticas. Y lo hago, sin olvidar esa antológica frase del Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara que sentenciaba. “No se puede confiar en el imperialismo pero ni tantito así, nada…”.

Agradezco el amor, la presencia y la lealtad de mi familia cubano colombiano, que mi padre supo sembrar con las semillas del tiempo, la aguda palabra y la pasión por la vida de un hombre que me dejó su ideario y su hacer marxista. José Martí como hombre de virtud, principios y entereza, fue también su legado. El no se ha ido pues su luz está en todos mis rincones.

Mi gratitud también, para el colectivo de Nodo 50, -“tablado” donde está alojado este blog- que seguirá siendo un espacio de ideas, de sueños, de vivas palabras. Una trinchera de la Revolución cubana, con la declarada aspiración de materializar los sueños de Martí y Bolívar, la de fundar una América Nuestra.

Dejo para el final, -y no por ello lo menos importante-, hacer público mi agradecimiento, a “la mujer de ojos pardos y pelos de lunas”. Ella ha estado conmigo en muchas horas de dialogo y palabras sentidas. Es también la otra protagonista de este blog, que no deja de crecer.

Y como “marca” la tradición en vísperas del nuevo año. Pido para el año 2015, -tan solo- tener más tiempo para escribir, para seguir escribiendo.

Madrid, 28 de diciembre de 2014.

*Editor del blog: http://cinereverso.org

Compartir:

Deja un comentario

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code
     
 

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *