Daniel Diez: el padre de la “criatura”

Siempre que se habla de la “Escuela Cubana de Cine Documental”, se le define como uno de los movimientos artísticos más importantes de la Gran Nación Caribeña de los últimos 50 años. En ella se formaron muchos de los cineastas que hoy son referentes de varias generaciones.

El legado de estos creadores trasciende las fronteras de “la gran isla”, para hacer de sus filmografías “textos” de permanente lectura. Nombres como Santiago Álvarez, Julio García Espinosa, Octavio Cortázar, Pastor Vega, Víctor Casaus, Sara Gómez, Manuel Pérez, Miriam Talavera, Luis Felipe Bernaza, Rebeca Chávez, José Massip, Rogelio París y Mayra Vilasis, son algunos de los documentalistas que dejaron una huella en la memoria, para todos los que vemos a este cine como un “Arte Mayor” y para el gran público.

Pero esta gran escuela o movimiento, -como algunos otros la califican-, tuvo un parto mayor, una “criatura” que ha cimentado en Cuba una pauta fílmica para los que siguen apostando por el arte del conocimiento.

Por la huella del conocimiento desde la memoria. Construida desde la antropología o desde la búsqueda de la realidad en permanente dialogo con la comunidad que es la protagonista de su cine y -a la vez- juez y parte de lo que allí se produce. La casa tiene un nombre: TV Serrana.

Nació para quedarse en contra de todos los pronósticos. La obra que allí se sigue haciendo es parte de ese legado, cuyo origen está en muchos de los creadores que enaltecen al cine cubano.

Su fundador Daniel Diez la defendió y de alguna manera, la definió en el documental, “Tiempo de Seca” con las siguientes palabras: “Para mí es la televisión más Revolucionaria que hay en el país”.

¿Qué argumentos tiene su creador para definirla de esa manera tan categórica? La respuesta es llana.

El estar asentada en una zona montañosa (San Pablo de Yao, municipio de Buey Arriba, provincia de Granma), distante de las urbanidad y los circuitos culturales de la capital cubana. Su permanente relación de trabajo y retroalimentación con los pobladores de la zona. La labor colectiva que desarrollan los miembros de esta TV, son algunas de las claves de su persistencia y prestigio. Su autoridad se ensancha dentro del espectro de televisoras de Cuba y de buena parte de Latinoamérica.

Pero ¿quién es Daniel Diez? Ante todo es un revolucionario, un martiano de vocación y acción. Un hombre comprometido con su país y con la obra que en Cuba se ha construido y que sigue en permanente renovación, en constante cambio. Para hacer de la nación cubana un estado más socialista, más revolucionario, donde el hombre y la mujer es el eje de todas sus voluntades.

Daniel Diez (La Habana, 1946) es graduado de periodismo. Como profesional del arte y la cultura ha desarrollado una extensa carrera como director de programas de TV, documentalista y grabador de sonido.

Sus inicios fueron en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficas (ICAIC). Durante quince años fue sonidista y musicalizador de antológicos documentales y más de 500 “Noticieros ICAIC Latinoamericano”.

Títulos como: En un fin de Curso y Yo quiero ser (Idelfonso Ramos), Estampida, De América soy hijo… a ella me debo, Y el cielo fue tomado por asalto, El Sol no se puede tapar con un dedo, (Santiago Álvarez), Sobre un primer combate (Octavio Cortázar), Arcaño y sus Maravillas (Oscar Valdés), Bojeo a Cuba (Bernabé Hernández), 4000 Niños (Fernando Pérez), son algunos de los más significativos documentales donde Daniel a puesto “sus manos”.

En 1981 pasó a trabajar en el Instituto Cubano de Radio y TV (ICRT), como Jefe de Información de la Revista de la Mañana y Director de Programas de TV.

Fue fundador y Director de la TV Serrana, “escenario” donde continuó trabajando como documentalista. Este proyecto auspiciado -en sus inicios- por el ICRT y la UNESCO, funciona -desde 1993- en las montañas de la Sierra Maestra. Sigue cosechando obras de un gran acabado artístico constituyendo un verdadero sello dentro de la filmografía cubana.

En esta gran escuela, -que es TV Serrana-, Daniel ha creado el Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria en las Montañas de la Sierra Maestra, las “Video Carta” como fórmula de comunicación alternativa y los “Grupos de Creación Alternativos”, que son el núcleo de sostén y vitalidad de esta inédita propuesta televisiva.

Se desarrolló como Vicepresidente para la Creación Artística del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) entre los años 2001 y 2006. Desde la Televisión Cubana, ha participado en la creación del Canal CH-TV que transmite para la Ciudad de La Habana (hoy Canal Habana). Para no pocos entendidos, una de las propuestas más interesantes del espectro audiovisual cubano.

Daniel sigue realizando documentales e imparte clases en el Instituto Superior de Arte, en la prestigiosa Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, que en este mes cumple 25 años de fundada, así como en la Escuela de Periodismo de la Universidad de la Habana.

Este gran intelectual es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la Unión de Periodistas (UPEC), del Movimiento Nacional del Video, del Consejo Latinoamericano de Cine y Video de los Pueblos Indígenas (CLACPI). Es también miembro del Consejo Asesor de Chiapas /Media Project.

Ostenta una significativa suma de medallas y distinciones. Entre las más importantes: “Distinción por la Cultura Nacional”. (Ministerio de Cultura), “Artista Laureado” (Sindicato de la Cultura), Orden “Juan Marinello” por el trabajo en favor de la Cultura. (Ministerio de Cultura), “Medalla de la Alfabetización” y Distinción “Feliz Elmuza” (Unión de Periodistas de Cuba).

Ha sido jurado de prestigiosos festivales de cine: Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Festival de Video Cine y Sociedad. Mérida. México, Festival Anaconda de los Pueblos Indígenas de América Latina, Festival de Cine y Video, San Salvador de Bahía, Brasil, Festival Santiago Álvarez In Memorian, entes muchos otros.

En congresos, talleres y encuentros de cineastas ha desarrollado una labor de comunicación y promoción del trabajo comunitario a través del audiovisual.  Seminario Taller Internacional de Capacidad en Derechos de los Pueblos Indígenas y Participación en los Foros y Convenios Internacionales. El Encuentro de investigadores, “El Cine y el Audiovisual Comunitario de América Latina y el Caribe”, convocado por la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, son algunos de los espacios donde ha dejado su huella.

Su labor académica no se limita a su país. Ha impartido cursos y talleres de sus diversas especialidades en países como: Argentina, Bolivia, Ecuador, Guatemala, México y Venezuela, entre otras naciones.

Su obra fílmica ha sido merecedora de más de 50 premios, tanto nacionales como internacionales. Premios Caracol que otorga la UNEAC, del Movimiento Nacional de Video, Premio de la Fundación “De la Naturaleza y el  Hombre”, Premio del Festival de Video del Museo Nacional de Historia Natural, Premio “Tina Modotti”, que otorga la Federación de Mujeres, Premio “Abril” por el trabajo realizado con niños y jóvenes, por citar unos pocos.

En el entorno internacional cabe destacar, el Premio en el encuentro Norte Sur (Ginebra, 1990) por el documental, “Sublime Profesión de Amor”, así como Mención de Honor “Grand Prix” (Berlín, 1991), por el mismo título. Mejor Documental (CBU) Caribbean Broadcasting Unión (1997), por el filme “Un cariño poderoso”, Mejor Documental América Latina “4ta Olimpiada Internacional de Video”. (Sudáfrica, 1998), por “Como una Gota de Agua” y Segundo Premio del Festival de Video de la Juventud de La Haya (Holanda, l999).

El cineasta Daniel Diez sigue cosechando éxitos en su carrera profesional. El 2 de diciembre se le acaba de conceder el Premio “Las Cámaras de la Diversidad”, auspiciado por la Oficina Regional de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en colaboración con la Fundación de Nuevo Cine Latinoamericano (FNCL).

Sobre esta distinción el diario de la juventud cubana tomaba nota de este acontecimiento. “Alquimia Peña, directora general de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano (que preside el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez), refirió entre otros empeños el de integrar al quehacer cinematográfico a las comunidades de América Latina y el Caribe, tanto de áreas urbanas como rurales”.

En otra parte de la nota señalaba Juventud Rebelde: “Desde su constitución, la Televisión Serrana recoge la voz e imagen de los campesinos de las zonas montañosas más orientales de Cuba, hermosa experiencia que posibilita el rescate e integración cultural de localidades de difícil acceso”.

Para este grande del cine cubano nuestro reconocimiento.

Compartir:

Deja un comentario

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code
     
 

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *