John Lennon: Imagine and Power to the people. Por: Octavio Fraga Guerra* (VIDEO)

John LennonDe referentes humanos y de lecturas medulares nos debemos de apropiar para labrar por la vida en sintonía con el tiempo. Con la era que nos ha tocado vivir y ser parte, no de la historia como algunos expresan de manera grandilocuente. Más bien, desde el llano empeño de convertirnos en constructores de otra realidad, haciendo obra en defensa de los principios y los valores que nos distingue. Esa obra -siempre imperfecta-, se ha de tallar con la energía renovadora de la paz y la fortaleza inquebrantable de la justicia.

Nuestra casa toda, ha de ser un espacio de fortalezas y claros derroteros que debemos cimentar sin dejar de mirar al pasado. De ese pasado que no cesa en volver desdibujado, esquivo. Transformado con otras ornamentas.

No debemos ignorar los hechos y las huellas de estos tiempos en conexión con ese pasado. Su esplendor sigue peligrando ante los cercos que le acechan. Se visten de modernidad neoliberal y guerrerismo “pacifista”. No las venden, desde la inaceptable “filosofía” del consumo desmedido y malsano, como la única receta posible para impulsar el desarrollo de la economía y la sociedad, que son parte de los postulados ideológicos que lo sustentan.

No ha de faltar en nuestra faena edificadora, el equilibrio humanista del “Con todos y para el bien de todos”. Una idea fundacional del ilustre cubano José Martí, que ha de ser praxis en todas las sociedades contemporáneas. Se ha de convertir en nuestra verdad cotidiana para edificar ese ideal progresista, que resulta imprescindible para que este planeta sea un espacio de todos.

Si de referentes se trata es oportuno citar a uno de los iconos de la era contemporánea. Un hombre que hizo una descomunal obra desde los firmamentos de la música. Sus ideas y su activismo por las causas más urgentes trascendieron la geografía de su entorno. Hablo de un intelectual que su legado sigue presente en los confines de la historia reciente, en el dialogar de nuestros días.

John Lennon es mucho más que un mito, más que una leyenda. Su condición de artista comprometido con la humanidad lo convierte en un referente universal de todos los tiempos, de todas las épocas. Es un punto de mira de no pocas generaciones que revisitan su legado musical y su cronología personal.

Las razones de estas recurrentes adjetivaciones están documentadas en libros y artículos de valor patrimonial. En obras de arte de carácter renovador, sin olvidar los sustanciosos materiales audiovisuales que se han producido sobre este genio. Un hombre de vanguardia que la demencia de otro le truncó la vida.

Mucho se ha escrito sobre su obra musical. The Beatles fue sin dudas una agrupación que marcó un antes y un después en el arte de todos los tiempos. Lennon fue el líder y compositor de muchos de los temas antológicos de esta referencial agrupación británica nacida en Liverpool.

Ya en solitario revolucionó hacia otros vértices. Sus composiciones denotan un claro compromiso con los temas urgentes de la llamada sociedad “civilizatoria”. Hay dos piezas que expresan con nitidez esta idea. Dos descomunales obras en la que el ex Beatles, respira con absoluta transparencia sus preocupaciones y sus sueños.

La primera Imagine, una canción publicada en el año 1971 y que forma parte del vinilo de igual nombre. Una hermosa pieza que su autor la definió como “el Manifiesto Comunista”. Un tema donde la utopía es la voz del sueño.

Power to de people, es la otra obra de envoltura gigante que expira descomunales sensaciones y empeños. Es un tema en el que su autor se lanza a refundar en “orden” anquilosado y esquivo de su era, por una sociedad donde el pueblo sea la gesta de la vida, de todas las horas posibles.

Cuando nació esta obra musical, el intelectual británico estaba afincado en los Estados Unidos. Se encontraba muy ligado a los problemas sociales, a las protestas en contra de las guerras y a la permanente lucha por la Paz mundial.

Con este tema, Lennon creó un himno como tantos otros. La historia del arte ha hecho justicia y lo ha definido como uno de los compositores más importantes del siglo XX y de este siglo.

Imagine es una pieza escrita desde la madurez, desde la sustantiva palabra. Lennon nos invita a ser parte de la utopía, a soñar con ese mundo donde las fronteras son una delgada idea en nuestra mente. Donde lo material es un trazo de fuga ajena a toda posesión y toda pretensión de acumular objetos inútiles.

Es una pieza provocadora de clara construcción poética. Es un tratado de amor, de abrazos reunidos y encuentros donde los hombres y las mujeres somos iguales en medio de la nada. Estamos en el centro del vacío de esa vida que su intérprete nos invita a llenar con otras esencias.

La melódica voz de John Lennon, acostumbrado a las sonoridades roqueras de sus años junto a sus compatriotas Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, se aploma para que leamos su grito de paz y la refundación humanista por otra sociedad en donde cada uno todos, somos parte del problema y de la solución. Somos en definitiva la mano encendida y urgente de la epopeya por la vida.

Sin embargo, con Power to de people mantiene las esencias musicales que definieron una de las líneas orquestales que el ex Beatles aportó a lo que fue -sin lugar a dudas- una de las agrupaciones leyendas de esta humanidad toda. Lennon se desata con ira y “grita” con este tema, la necesidad de hacer verdad la nublada idea de darles poder real al pueblo.

El tema es reiterativo en este tópico. Esta obra forma parte de las preocupaciones de un intelectual comprometido y se empeña en estar en los escenarios donde se protesta en contra de la guerra. Un período histórico en el que el gobierno de los Estados Unidos desataba una guerra infernal contra Vietnam y de la que tuvo que salir en escapadas.

Era una década hermosa, rebelde y explosionada donde los movimientos por los derechos civiles de la comunidad afronorteamericana, respiraban aires de lucha y justo protagonismo ante la cruzada de los grupos xenófobos y reaccionarios del Ku Klux Klan. Un movimiento cívico, cuyo líder natural fue el Reverendo Martin Luther King, Jr.

El tema estremece como un canto erguido, como una fuga de alerta y batalla ante los predios de una sociedad que afincaba con furia los firmamentos del capitalismo leonino y mordaz, que hoy nos empuja hacia las excrecencias de lo peor que el ser humano pueda soportar.

Esa idea está expresada en este tema, como una alerta, como una necesidad de hacer otro mundo de paz, como Imagine y una democracia como lo explicita Power to the people.

*Editor del blog: http://cinereverso.org/

https://www.facebook.com/cinereverso

https://twitter.com/CineReverso

Imagine

Power to the people

Compartir:

Deja un comentario

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code
     
 

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *