La obesidad: ¿sólo una estadística? Por: Octavio Fraga Guerra*

fed-upEl tema de las comidas chatarra no es novedad en el cine documental estadounidense. Morgan Spurlock ya lo abordó con Super Size Me (2004) al enfocar su discurso en la responsabilidad individual del consumo de dichos productos, claramente nocivos para la salud humana.

El filme ataca las políticas de las multinacionales de alimentos, escribe una suerte de diario donde el documentalista se convierte en un “animal de laboratorio” de los productos de McDonald´s. Es el autor fílmico un sujeto de estudio consciente, un protagonista crítico de las veleidades de las comidas rápidas.

Durante 30 días Spurlock desayunó, almorzó y cenó las ofertas de esta compañía y los efectos nocivos para su salud se mostraron en el curso de su experiencia. El cineasta ―frente a una cámara observadora, activa, dialogante― retrató las emociones o los estados de ánimo que registró en las diferentes etapas de sus ingestas alimentarias. En el relato documental, se contrastaron los efectos de estas ingestas con análisis periódicos de su estado de salud, signado por un “comer a la ligera”.

Diez años después, Stephanie Soechtig retoma el tema con Fed Up? (2014). La creadora arremete contra el entramado de las industrias de alimentos de los Estados Unidos, erige otras narrativas y se apropia de otros recursos cinematográficos distantes de los de su compatriota Spurlock.

La documentalista nos entrega un filme hipertextual donde cabe significar el amplio arsenal de argumentos que coexisten en graduales jerarquías; sin dudas, el mayor de sus aciertos. Son estos un listón de puntos de vista oportunos ante una epidemia que parece imbatible por las endemoniadas políticas de las administraciones de varios gobiernos de los Estados Unidos. Es un texto que retrata la libertad y la prepotencia de las multinacionales de los alimentos, a través de lobbies en favor de estas comidas chatarras.

Stephanie Soechtig escribe una carrilera de acreditadas evidencias construidas como sólidos cuerpos de mensajes vitales. Su espectro temático es por momentos abrumador, invasivo. Eso sí, toca con denotado talento las profundidades sensoriales, discursivas, de reflexión de los lectores audiovisuales.

Despliega apuntes y razones en los estamentos de las muchas interrogantes que nos deja, genera polémicas, dudas y certezas sobre nuestros procederes frente a esta abrumadora verdad. Urgen políticas públicas en favor de un dieta alimenticia sana. Hago esta sentencia pues, como es sabido, el alcance de dichas empresas alimentarias trasciende las fronteras de la nación norteña.

En Fed Up? son objeto fílmico varios adolescentes que padecen de prominente obesidad. En los Estados Unidos el 30% de los niños y adolescentes padecen de obesidad. Uno de cada cuatro, es parte de las estadísticas de la incidencia de esa enfermedad.

El dato es alarmante y la cineasta se lanza por los muchos laberintos del tema, jerarquiza los testimonios de nutricionistas, funcionarios del sistema de salud estadounidense, sicólogos o cirujanos esteticistas que aportan razones, argumentos y llamadas de atención frente a las actitudes pasivas de una epidemia, cada vez más global. Estos invitados nos entregan sus miradas reveladoras de un asunto que suma afectados a otras enfermedades asociadas a la obesidad (hipertensión arterial, diabetes, problemas movilidad, depresión sicológica, baja autoestima, exclusión social), limitantes de la calidad de vida de estos infantes.

No es un documental de puras entrevistas. La realizadora despliega en la pantalla todo un arsenal iconográfico exquisitamente trabajado con los recursos estéticos de las nuevas tecnologías, en coherente conectividad con materiales de archivo. Stephanie Soechtig no se escaquea de poner en el encuadre los muchos productos que la mercadotecnia vende desplegados como parte del discurso.

Es un texto fílmico donde también cabe el collage de reportajes o crónicas y el grafismo de composiciones digitales, que acentúa el relato documental y la mirada incisiva de la autora cinematográfica.

El ritmo trepidante de Fed Up?, las líneas argumentales que desarrolla esta pieza de la no ficción, los hipertextos que engloba, lo complejo del tema, son parte de los recursos inscritos en la nueva era del cine digital pensado también para las redes sociales. Visionar este filme es imprescindible pues los desafíos que nos plantea nos afectan a todos.

Texto tomado de Pensar el cine de: http://www.cubarte.cult.cu

*(La Habana, 1966) Licenciado en Comunicación Audiovisual (Instituto Superior de Arte). Editor del blog CineReverso. Productor y guionista de cine y televisión. Articulista de la revista cultural La Jiribilla. Colaborador de las publicaciones Cubarte, Canarias Semanal y Cubainformación, estas dos últimas del Estado Español.

Fed Up? se presentó en el programa Pantalla documental del Canal Educativo de la Televisión Cubana, un espacio fundado por el prestigioso cineasta cubano Octavio Cortázar.

Equipo de realización de Pantalla documental

Guión y dirección: Yosiris López-Silvero

Producción: Antonio Daumy

Asistente de dirección: Artímides Ramírez

Asesor: Omar Fontes

Edición: Ariam Castro Fraga

Conducción: Alain Amador Pardo

15 años Cubarte

Compartir:

Deja un comentario

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code
     
 

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *