Maceo revisitado. Por: Fernando Rodríguez Sosa

MaceoComo un libro inteligente, culto, peculiar, un modelo de obra crítica, que no solo ayuda al lector a conocer la casi totalidad de la literatura escrita sobre el Titán de Bronce, sino que también contribuye a develar aspectos de la vida de un hombre extraordinario, calificaba la doctora Mildred de la Torre el volumen titulado Antonio Maceo en la historiografía cubana. El tratamiento a aspectos controvertidos de su biografía, de Zoe Sosa Borjas.

Publicada por la Editorial del Caribe y la Editorial Oriente, esta investigación –presentada en el tradicional espacio Sábado del Libro, en la Plaza de Armas, dedicado al aniversario 119 de la caída del Titán de Bronce y de su ayudante Panchito Gómez Toro— analiza, desde una renovadora perspectiva, aspectos controvertidos y polémicos relacionados con los orígenes y el entorno familiar de Antonio Maceo.

A ello se refería, precisamente, la doctora en Ciencias Históricas, Mildred de la Torre, cuando comentaba que Zoe Sosa Borjas ha estudiado, a profundidad, asuntos controversiales dentro de la historiografía maceísta, como su entorno socio-familiar, su casa natal, su formación intelectual, su vida personal, los atentados de que fue víctima, su muerte y el papel del líder dentro del proceso revolucionario.

Otros méritos de Antonio Maceo en la historiografía cubana. El tratamiento a aspectos controvertidos de su biografía –en opinión de la reconocida historiadora— son que la autora, para realizar su estudio, siguió, a la vez –lo cual es muy difícil de lograr—, un principio cronológico y un principio temático, y que su dominio de la escritura resulta elegante, lo cual posibilita entregar al lector una obra amena e interesante.

Licenciada en Historia y Máster en Estudios Cubanos y del Caribe por la Universidad de Oriente, Zoe Sosa Borjas –quien nació en Santiago de Cuba, en 1971— es jefa del Departamento de Investigaciones Históricas de la Oficina de la Historiadora de la Ciudad de Santiago de Cuba y autora de artículos y ensayos incluidos en libros y publicaciones periódicas.

En palabras del historiador Israel Escalona Chádez, en el prólogo a la obra, esta investigación contribuye a «un conocimiento más exacto y completo de una de las personalidades cimeras de nuestro devenir nacional», para así «confirmar la necesidad de la sistematización de los estudios historiográficos en torno a Antonio Maceo y, en sentido general, acerca de la familia Maceo-Grajales».

Con la presentación, en este Sábado del Libro –al que asistían, entre otros, Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad; René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba, y Zuleica Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro—, de Antonio Maceo en la historiografía cubana. El tratamiento a aspectos controvertidos de su biografía, es indudable que se enriquece la bibliografía sobre el Titán de Bronce.

Mas también esta obra –que, al decir de Mildred de la Torre, dialoga con la historiografía sobre Antonio Maceo y, a la vez, establece un distanciamiento crítico y ético— permite no solo esclarecer momentos de la acción y el pensamiento del aguerrido luchador revolucionario, sino también aclarar pasajes imprescindibles de la propia historia de la nación cubana.

Tomado de: http://www.cubaliteraria.cu

Compartir:

Comments are closed.