Soledad y otros poemas. Por: Mercedes Mayol*

SOLEDAD

Deseas encontrarme desnuda y laxa sobre un lecho de tibias sábanas, dócil e inconciente, distante del mundo con sus suaves letanías de murmullos herrumbrados…mas sabe el viento que mi alma es libre, compañera eterna de las voces del silencio…mi corazón estalla al sentir tu tibieza acariciando esta piel que recubre mi cuerpo… soy una montaña arropada de recuerdos, soy como el océano que ignora el horizonte y se pierde en el tiempo…soy la frontera helada, soy el oscuro averno, donde las miradas tristes se ocultan de los miedos…soy el espejo austero donde el alma aletargada, se encadena a su reflejo…

Mercedes Mayol

 

SILENCIOS

Apoyada en este infierno de fútiles pasiones

Observando un horizonte plagado de nostalgias

Hoy decido detenerme…

Para perderme en esta ocre marea de otoños…

Para sentir la brisa sobre mi piel y respirando dentro mío

Para acariciar mi alma con simples anhelos

Para recordar cuando llueve, el por que aun no muero…

Sin ti, sin nosotros, sin un ellos

En la mesa de este bar…

Solo yo…y mi silencio

©Mercedes Mayol

 

NO COMPRENDO…

No comprendo los amores de pasiones y quebrantos

Ni ese silencio que humedece las paredes

o el cielo que se incendia bajo un beso prohibido

o el sabor de tu piel habitando en mi lengua

No comprendo…solo siento…

©Mercedes Mayol

ADSURDOS

Un absurdo es…

La razón embriagada de sueños,

Una poesía inocente

El impulso hacia la nada

Un baño sin sol

El sol sin la luna

El beso de un alfarero

El aplauso de Cervantes

Una playa privada…

Una plaza sin niños

Un columpio vacío

Un libro de hojas en blanco

El dolor, la risa, tu llanto y el espanto

Amar sin amarse

Viajar sin saber donde

Mirar sin ver

Ver sin mirar

El aroma de un libro

Saltar al vacío

Nadar vestido

Esperar el amanecer dormido

Llorar de risa

Vestirse de amargura

Enamorarse de la luna

Lo mío que es tuyo

Lo tuyo que es mío

Atreverse sin conocer

Conocer sin atreverse

Soñar despierto

Vivir sin sueños

Morir sin haber soñado

Tocar tu cuerpo

Acariciarte con la mirada

Atraparte con mis piernas

Envolverme en tu alma

Paris desde tu ventana

Buenos Aires y el tango

Las zorras rojas

Los besos azules

El corazón en llamas

Una mujer…

Un hombre…

Humanos…
Absurdos…

©Mercedes Mayol

PREGUNTAS QUIÉN SOY…

Me preguntas quien soy y podría darte mil respuestas y ninguna.
Quizás sea una brisa gélida en medio de un verano tórrido y sin sentido.
O puedo ser el fuego de un volcán, que se arroja sin temor a la blanca espuma del agitado mar.
O la luna nueva que se oculta tras el manto del oscuro cielo.
Puedo ser todo y despertar siendo nada, puedo ser la sangre que tiñe tu alma.
Soy como un crepúsculo sin tibios colores o la nieve fría de una vieja montaña.
Inventas sentidos, creas mundos nuevos en base a reflejos de sucios espejos.
Quien soy y donde estoy…
es ese el misterio que perturba tus sueños?
Pues deja que devele tu triste secreto…
la respuesta es que yo…soy solo un recuerdo.

Mercedes Mayol

SILENCIOS II

Hace frío…

Y en mi cuerpo duerme un ave que has tallado con tus sueños…

que reclama cada noche…

el elixir de los besos que ocultaras en mis labios…

hace frío…

en mi piel trazan senderos tus deseos…

y en mis manos las caricias que te nombran

en mi cuerpo hallan refugio tus secretos..

y mi alma ha perdido el camino hacia la aurora…

hace frío…

y sin embargo no lo siento…

pues bañado en la tibieza de tu aliento

yace mi corazón…

abrigado en tu silencio…

©Mercedes Mayol

CARTA A JULIO CORTÁZAR, DESDE EL ALMA.

Hoy te encontré para darme cuenta que te había perdido. Estabas allí, en esas páginas que no supe ver en mi adolescencia, quizás por que Dios me protegió de amarte en aquel entonces, por que se que si te hubiese visto, te habría encontrado.

Si, se que hubiese sido tu amante, que te habría permitido entrar y romperme el corazón en mil pedazos. Que hubiésemos sido aquellos que se aman y se odian sin poder olvidarse. Que las noches nos hubiesen encontrado desnudos, sudorosos y fumando un cigarrillo en la penumbra, mientras la melancolía de un final glorioso nos arremolinaba uno en brazos de otro.

Que maldita temporalidad ha robado tus versos de mi boca?

Te leo,  acariciando tu rostro y siento el aroma a tabaco y café que desprenden tus labios. Absurdo palpitar de un corazón sin recuerdos.

Desde aquí te observo, arropada en tus silencios, mirando a través del cristal empañado de aquel departamento en París donde dejabas tu alma escapar por la ventana, donde el susurro constante del viento acompasaba el tac tac tac de tus dedos martillando las teclas de una herrumbrada Olivetti. Te veo, tomando el dolor entre tus manos y en un acto de hastío apretarlo hasta hacerlo sangrar antes de arrojarlo a un tacho repleto de pudieron haber sidos.

Insensato amanecer que me encuentra sola devorando tus palabras y sintiendo en mi piel tu mirada escrita en con tu aliento de húmeda intensidad.

Como es posible extrañar tus caricias de horas marchitas, de bares fecundos de risas y discusiones interminables sobre la tersura de la piel de la eternidad.

Si, hoy te encontré para darme cuenta que te había perdido…

se que hubiese sido tu amante, que te habría permitido entrar y romperme el corazón en mil pedazos. Que hubiésemos sido aquellos que se aman y se odian sin poder olvidarse. Que las noches nos hubiesen encontrado desnudos, sudorosos y fumando un cigarrillo en la penumbra, mientras la melancolía de un final glorioso nos arremolinaba uno en brazos de otro.

Absurdo palpitar de un corazón sin recuerdos…

A Julio Cortázar…

Desde el alma

©Mercedes Mayol

 

LAS VOCES DEL VIENTO

Guardas en tu pecho las voces del viento

mientras los sauces aguardan sus suaves ecos

para danzar con sus crines…

para beber las derrotas…

de los héroes silentes

de los hombres sin gloria

Escondes tus lágrimas

de los cielos tristes

mas Dioses y mendigos

Niños y hombres

poseen en su cuerpo el don de la aurora

Allí donde el rocío envuelve las almas

de aquellos que un día

en las tormentas grises

asidos del miedo

perdieron su calma…

©Mercedes Mayol

BELLEZA

ese reflejo efímero atrapado en tu mirada….

solo una gota de fino rocío, que se evapora ante el resplandor de un nuevo día.

Allí en ese instante donde la arrogancia del sol es devorada por el fino velo del horizonte…

donde tus manos acarician el recuerdo de una piel trémula y suave como el pálido alabastro…

perdido en esa inmensidad de fútiles pasiones…

crees conocerme.

Mas ese destello que detiene tu mirada, es solo un instante del sendero que me forja…

soy como una estatua erosionada por el tiempo, pulida por la brisa y el aliento del destino,

forjada en las entrañas de eternas tormentas anegadas de recuerdos.

Mercedes Mayol

SOMOS

Somos seres ficticios…

como esas nubes de arena y fuego que dejan los Dioses al pasar por una carretera sedienta.

Destellos errantes,

gotas de sudor de un sol ocioso e indolente.

Somos solo una mota de polvo en un haz de luz perlado.

Un soplo de inocencia en medio de la oscuridad.

El gemido de un soldado agonizante en una guerra sin sentido.

Un punto en el tiempo

Un grano de arena en el mar de la ignorancia

Somos la gesta y el parto de un Guernica desangrado.

Un capricho…

Un suspiro…

Un pecado…

©Mercedes Mayol

Conjuro:

Un latido de tu corazón…

Una gota de la esencia que destila tu piel en contacto con la brisa

Un brizna de hierba atrapada en tu cabello

Un gemido…fugitivo de tu boca

Tu mirada reflejando los colores del ocaso

Las sinfonías eternas que compones con tu risa…

Las estrellas que agonizan en cada una de tus lágrimas…

La ternura con que atraes mis silencios…

Las mansas caricias con que atormentas mi piel…

La tempestad que desatas cuando susurras mi nombre…

Capturado en el instante en que el sol es consumido por la tibia humedad del horizonte…

Condenado a navegar eternamente en la marea de tu aliento…

Esclavo voluntario del aroma de tu cuerpo…canela…miel…y barro

Tu…forjada en las entrañas del destino…

aún mas frágil que el cristal que recubre las paredes del olvido…

Tu..Hechicera y conjuro…

Fuego y sangre…

Luna y cielo…

Cruzo las fronteras herrumbradas del recuerdo

asido a las hebras desprendidas del deseo…

sediento de tu boca…

encadenado a tus sueños…

© Mercedes Mayol

*Nací en Buenos Aires, el 21 de mayo de 1966, en el seno de una familia obrera. Mis primeros años transcurrieron entre los cuentos e historias de mi abuela Chiquita y las fantasías que yo misma creaba para mí detrás de los altos muros del colegio religioso donde me eduqué.
Siempre fui una lectora ávida, los libros fueron la compañía predilecta de mi niñez, un refugio al que podía recurrir en cualquier momento y dejarme llevar sin preguntas, sin prejuicios, en completa libertad. Esas historias fueron para mi,  el santuario donde me convertía en princesa encantada, vampiresa sedienta, heroína, fracasada, trágica y por que no, un tanto bizarra.
Quizás fue eso lo que alimentó mi curiosidad por ciertos temas rodeados de misticismo y misterio que me llevó inevitablemente por senderos como la Kabalah, los mitos antiguos y la religión. Estudios a los cuales me avocaba cada vez que el tiempo me lo permitía.
Que me llevó a escribir? esa pregunta  me la he hecho a mí misma muchas veces a lo largo de estos tres años. Podría contestar que fue una necesidad, pero se parece más a un accidente que a algo premeditado. No supe lo mucho que amaría esto hasta que no comencé a escribir aquella mañana de abril de 2009 en la isla del Delta. Cuando apoyé la lapicera sobre el papel, supe que algo mágico, y a la vez trágico, sucedía en mí, por que ya no podría dejar de hacerlo, fue como comprender cuál era mi lenguaje, cómo encontrar la llave de esa prisión a la cual me entregaba para ser liberada. Así nació “El corazón de Prometeo” que solo unos meses después fue publicado en México por la editorial Jus.
Desde entonces, llevo escritas dos novelas de la saga, la tercera y última parte se encuentra en proceso y El Libro de las pasiones, publicado por la editorial Londinense Dexeo Editores, un compendio de poemas y relatos que surgieron como una necesidad de volcar en algún sitio esa marea de sentimientos que suelen asaltarme sin permiso.
He realizado otras múltiples actividades en estos tres años, desde publicaciones hasta la creación de una fundación que promueve el arte en todas sus manifestaciones.
Hoy dedico la mayor parte de mi tiempo a investigar y escribir sobre los temas que me apasionan.

http://mercedesmayol.wix.com/mercedesmayol

http://mercedesmayol.blogspot.com

http://fundacionartesomos.blogspot.com

Compartir:

Deja un comentario

AlphaOmega Captcha Classica  –  Enter Security Code
     
 

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *